Las tortugas salvaron mi vida

La bióloga Karla Barrientos, una de las personalidades en Colombia más destacadas por la protección de las tortugas, nos relata cómo ellas cambiaron su destino.

Su epifanía fue en Isla Playón, “yo iba caminando relajada, por la playa sola en la noche, toda contenta viendo estrellas, cuando me fui de bocas, casi contra la tortuga, una caná gigante, me la encuentro de frente y ahí fue amor a primera vista y pienso: esta es mi función en la vida, vine a servir para que entendamos su importancia, pero no desde la prohibición sino desde la construcción de país”.

Karla, directora y cofundadora de la Fundación Tortugas del Mar, se describe como una mujer acelerada que aprendió a vivir de manera más paciente y con mayor resistencia gracias a las tortugas “como las hembras, que pese a ser una especie en peligro de extinción, cada año o cada dos, suben a depositar sus huevos para que las generaciones sigan viviendo”, afirma.

Comienza el día con una meditación, luego hace ejercicio y trabaja en las mañanas, cuando su mente es más activa, en labores de oficina. Después del medio día se dedica a sus comunidades y su momento especial en el día es contemplar el atardecer.

Aunque solo viaja a Medellín dos fines de semana al mes, dice que esa es su casa, donde está con sus papás y su mascota.  La mitad del mes lo pasa en Isla Múcura, el resto del tiempo en las otras costas en las que trabaja. Agradece los paisajes diarios de su trabajo “pero nadie se imagina lo que es la cama de uno”, dice, y añade que en su hogar todo es de tortugas, menos la lectura y la música.

Es una bióloga con espíritu de comunicadora que encontró en las redes sociales la manera de difundir en el país que las tortugas están en nuestros mares y no solo en la televisión “yo sola no las puedo salvar”, dice.

Karla decidió no ser mamá, pero se siente la madre adoptiva de los niños de las comunidades costeras. Sueña con que ellos se enorgullezcan de su origen y de ese vecino lleno de vida que es el océano. Trabaja para que estos pueblos tengan en la conservación una actividad rentable que les permita tener un buen futuro al lado del mar.

El panorama hoy es mucho mejor que hace 16 años cuando comenzó a trabajar. Su mayor recompensa es que las comunidades empiecen a preferirlas vivas.

Karla Barrientos es la directora científica y co-fundadora de la Fundación Tortugas de Mar. Coordinadora de Widecast Colombia.

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.