Las reglas de oro para un buceo seguro

Bucear siempre con un compañero es la regla de oro, pero hay más para tener en cuenta. Esto es lo que se debe hacer antes, durante y después de las inmersiones.

La seguridad en el buceo se inicia con el entrenamiento. Un programa profesional paso a paso construye las bases de un buceo seguro. Bucear siempre con un compañero es la regla de oro, pero hay más que siempre se deben tener en cuenta.

Antes de salir para una excursión:

  1. Tome un curso de buceo con un instructor certificado o con una escuela de reconocido prestigio. No ahorre tiempo ni dinero en su seguridad.
  2. Infórmese bien acerca de las condiciones del sitio que eligió para bucear: condiciones del ambiente, infraestructura del centro de buceo, hospital y cámara hiperbárica más cercanos.
  3. Bucee siempre con un guía (divemaster) que lo lleve a los mejores y más seguros lugares.
  4. No bucee si está o sospecha que está en embarazo.
  5. Trate de hacer una práctica de maniobras de seguridad y de emergencia en aguas confinadas para revisar el equipo y sus destrezas. Si posee equipo nuevo es una buena práctica estrenarlo en un ambiente controlado y seguro, esto es, en la piscina. Repase los conocimientos teóricos.
La frase

“Planee su buceo, bucee su plan”

Antes de las inmersiones:

  1. “Planee su buceo, bucee su plan”. Un buceo seguro empieza antes de entrar al agua. Bucee su plan de acuerdo con las tablas de buceo o programado para hacer con computador de buceo. Trate de no cambiar nada, excepto por razones naturales de fuerza mayor o imprevistos. Asegúrese de que tanto usted como su compañero de buceo tienen claro cuáles son los objetivos, la dirección, la duración y la profundidad límite de cada inmersión.
  2. Verifique que el personal de apoyo (lancheros, operario del compresor, etc.) conozca bien la actividad que va a desarrollar. Nunca haga una inmersión con personal de apoyo inexperto.
  3. La embarcación o el sitio deben tener boyas o la bandera de buceo que indica que hay buzos en el agua. Verifique que además tenga ancla, remos, agua potable, salvavidas, botiquín, herramientas, extintor de incendios, sistemas de comunicación, licencias de navegación, oxígeno, linternas y/o luces de emergencia, brújula o GPS. Si se contrata un centro de buceo para transportar a los buzos se espera que el centro de buceo cumpla con estos requisitos. 
  4. Hidrátese bien y aliméntese adecuadamente, pero no coma mucho antes de la inmersión porque puede perder reflejos y estar somnoliento.
  5. No bucee si está agripado, con sinusitis, rinitis o con heridas abiertas.
  6. No bucee si está bajo los efectos del alcohol, drogas alucinógenas o tranquilizantes. Tampoco si está trasnochado o enguayabado.
  7. Evite bucear cuando el mar está agitado o haya corriente excesiva.
  8. Nunca realice una inmersión si está inseguro o tiene miedo. Esta actividad se tiene que afrontar en forma tranquila. Cuando se está tensionado no se disfruta el buceo.
  9. Verifique que su equipo de buceo y el de su compañero esté en perfecto estado y correctamente armado. Para hacer una inmersión es indispensable contar con manómetro, profundímetro, octopus, reloj por persona, boya salchichón, luz estereoscópica o linterna, computador de buceo, pito, espejo, un localizador radio Epirb o Nautilius y cuchillo de buceo, por si queda atrapado en una red o línea. Algún elemento visible o fluorescente en la ropa lo hará más visible en una situación de poca visibilidad.
  10. Huela y saboree el aire de su tanque antes de la inmersión, deséchelo si sabe o huele a aceite, gasolina o a cualquier sustancia tóxica. Compruebe el peso del lastre.
  11. Asegúrese de recibir información adecuada sobre el sitio de inmersión y recomendaciones sobre el buceo como: corrientes y condiciones ambientales, tiempo y profundidad, reserva mínima de aire, forma de ingreso al agua, tipo de inmersión ideal, recorrido, posición del bote durante la inmersión, procedimiento en caso de pérdida de un buzo y otras emergencias, fauna particular del sitio de buceo y las precauciones con ella si son necesarias, paradas de seguridad y de emergencia.
El dato

Ascienda a una velocidad máxima de 35 pies/minuto

Durante la inmersión:

  1. El compañero de buceo debe estar máximo a un metro de distancia de su pareja y siempre en contacto visual.
  2. Controle constantemente la profundidad y el tiempo de buceo.
  3. No retenga la respiración durante el buceo con tanques. Respire lento, profundo y continuo.
  4. No se agite y evite ejercicio pesado durante la inmersión.
  5. Evite tocar o rozar la fauna.
  6. Ascienda a una velocidad máxima de 35 pies/minuto y siempre que el buzo supere una profundidad de 40 pies, haga una parada de seguridad a los 15 pies durante 3 minutos a fin de reducir la posibilidad de desarrollar una enfermedad disbárica. Además, esto le obliga a “frenar” mucho antes de la superficie y le permite controlar mejor la parte final y más crítica del ascenso.
  7. No olvide terminar el tiempo de inmersión planeado en la parada de seguridad o en superficie. Siga las normas para el manejo de sus tablas o computador de buceo.
  8. Restrinja el tiempo a la duración de su aire. Recuerde dejar reserva para buceo diurno de 500 PSI y para nocturno o buceo profundo 800 PSI. Esto con tanques de 80 pies cúbicos. En cualquier caso, el aire de reserva depende del tipo de buceo. El divemaster le dará la recomendación de cuánto aire debe dejar de reserva, dependiendo de las condiciones del sitio.
  9. Es indispensable mantenerse alerta durante una inmersión, muchos accidentes se presentan en buzos experimentados que por exceso de confianza olvidan las reglas fundamentales.

Después de la inmersión:

  1. Evite el ejercicio pesado y el sol después de cualquier inmersión. En la primera hora después de la inmersión se recomienda descanso.
  2. Evite fumar.
  3. Esté pendiente de cualquier manifestación anormal en su conciencia o estado de salud.
  4. Acostumbre registrar los buceos en su bitácora.
  5. Nunca vuele en avión inmediatamente después de bucearSiga las recomendaciones que tiene sus agencias certificadoras sobre montar en avión después de bucear (algunas recomiendan evitarlo hasta 24 horas después de la última inmersión). En todo caso, prima la recomendación de su computador de buceo, que con seguridad será más restrictiva que la tabla. 

¡Importante!

Aumentar sus destrezas y conocimientos puede hacerlo un buzo más seguro y podrá disfrutar de sus inmersiones toda la vida. Sólo realice buceos para los cuales usted tenga la capacidad técnica. Además, tenga en cuenta los límites personales de acuerdo al nivel de certificación o de entrenamiento, y siempre organizar y ejecutar los alcances del plan basados en el buzo menos experimentado.

Lea en Divers Alert Network – DAN: 7 errores que cometen los buzos y cómo evitarlos 

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.