Providencia, medio año después de Iota

El 16 de noviembre el huracán Iota pasó por el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina; y dejó tras su paso una estela de destrucción sin antecedentes en el país, especialmente en Providencia.

El 16 de noviembre el huracán Iota pasó por el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina; y dejó tras su paso una estela de destrucción sin antecedentes en el país, especialmente en Providencia y Santa Catalina. Muchas personas, entidades y organizaciones civiles vienen trabajando en la recuperación de la isla.

Escuchar los relatos de quienes estuvieron en Providencia pocos días después del huracán es desgarrador. Nicolás Ordóñez, director de Antioquia Presente, cuenta que todo estaba devastado: “Llegamos a los 8 días y encontramos todo destruido, no había nada”.

 

Según un informe publicado por la Armada, Iota fue un huracán categoría cinco, con vientos de hasta 260 kilómetros por hora y ráfagas de 297 kilómetros durante más de 12 horas continuas.

Juan Guillermo Brisas es el comandante del Cuerpo de Bomberos de Providencia. Es antioqueño, pero lleva más de 30 años viviendo en la isla. Cuenta que después de ver caer la estación, él y sus compañeros salieron con el objetivo de ayudar a salvar vidas y hallaron las construcciones arrasadas pero pocas pérdidas humanas, solo 4 personas perdieron la vida: Con el paso de las horas nos dimos cuenta de que las familias estaban bien, se aferraron a la vida, lucharon hasta último momento, así que de allí en adelante con nuestro equipo nos dedicamos a las labores de remoción y limpieza para habilitar las vías, pues todo quedó atravesado en la carretera”, dijo.

 

Antioquia Presente recuerda que en el proceso hubo mucha solidaridad y suma de esfuerzos: “Poco a poco encontramos de la mano de Proarchipiélago, -nuestro gran aliado en territorio-, más organizaciones de la sociedad civil con ánimos de unirse en pro de beneficiar las comunidades impactadas. De esta forma, se logró consolidar la alianza “Back, Better, Together”, un vehículo de impacto colectivo, conformado por 19 organizaciones de la sociedad civil, motivadas por el objetivo de apoyar la reconstrucción del archipiélago”.

 

La Armada, por ejemplo, ha participado activamente en las labores de apoyo a la población. El sargento viceprimero Garivaldi Salazar, de la Compañía de Construcciones Navales de la Armada de Colombia explica que la misión de su equipo es reponer los techos de las casas y que lo mejor ha sido “ver en el rostro de las familias la alegría, la fe y la esperanza al ver sus viviendas arregladas”. Hoy ha logrado techar más de 100 viviendas de familias raizales.

 

El Gobierno Nacional intentó adelantar un plan de emergencia para reconstruir en 100 días las casas que fueron derribadas. Sin embargo, aparecieron elementos culturales que no se habían previsto.

“Se generó una expectativa muy alta con los 100 días. Se creyó que se podían llevar viviendas que se fabricaran en el interior para dar solución rápidamente, pero nos encontramos con una sociedad de una cultura de usos y costumbres muy fuerte. Los habitantes nos dicen que no les interesan esas viviendas sino viviendas concertadas con ellos, así que entendimos que había otras consideraciones que había que tener en cuenta”, explica el director de Antioquia Presente.

 

La directora del Departamento de Prosperidad Social, Susana Correa, coincide en que el inicio no fue como se esperaba: “Trajimos tres modelos tipos de vivienda, trajimos seis casas, y la población dijo que a esas casas no y tuvimos que empezar esa concertación que terminó a finales de diciembre”.

 

Después de seis meses, la reconstrucción de Providencia avanza. Proarchipiélago es una organización impulsada por empresarios y comerciantes para apoyar las tareas de reconstrucción. “Hasta ahora ha movilizado más de 650 toneladas de ayudas, incluyendo alimentos, agua, elementos de aseo, medicamentos, ropa, herramientas, materiales eléctricos, artículos de cocina y hasta comida para mascotas”, precisó Erlid Arroyo, Director Ejecutivo de Proarchipiélago.

 

En el marco de la alianza de la sociedad civil “Back, Better, Together”, con participación de Antioquia Presente, Stand Up Providencia, Proarchipiélago, Colombia Cuida Colombia y Fontur, se entregó dotación a siete posadas nativas en las islas de Providencia y Santa Catalina, con el propósito de apoyar la reactivación económica a través del turismo.

 

“Construir confianza es un proceso complejo y creo que el mayor éxito de esto ha sido la articulación que hemos logrado con los diferentes actores que estamos participando en la reconstrucción”, dice Nicolás Ordóñez, director de Antioquia Presente.

 

La ex Secretaria de Turismo de la Gobernación de San Andrés, Yadira Olivo, planteó otra preocupación importante en una entrevista concedida al blog de “Hugoleonrojito” del periódico El Tiempo: “El golpe emocional es muy fuerte, son muchas familias que la están pasando mal. Nadie se imaginó nunca esto, nadie sabe cómo responder a esto, se sale de toda proporción, de todo calculo y más con lo alejado que está Providencia del continente. La recuperación va a tomar tiempo y la recuperación emocional es compleja”.

 

Sobre este punto, Antioquia Presente destaca que la atención psicosocial es una de las 5 líneas de acción: “Nosotros, enfocamos nuestras labores en el ser y restablecer todas sus condiciones a partir de sus emociones, comportamientos, necesidades y haciendo una completa inmersión en sus realidades. Aquí acompañamos los duelos que tenga cada familia (de enseres, de trabajo, de historia). Comprendemos la cultura y hacemos todo de forma participativa según usos y costumbres”.

La ex Secretaria de Turismo, Yadira Olivo, considera que ahora la prioridad es apurar el ritmo de los trabajos. “Necesitamos que los tiempos se aceleren para que la recuperación se dé lo más pronto posible”, dijo.

 

Con ese mismo propósito viene trabajando el Gobierno Nacional. “Al terminar abril el plan era tener por lo menos 50 viviendas nuevas pero el objetivo no se pudo lograr por el retraso en el inicio de la reconstrucción. “Espero que en mayo nos pongamos al día. Lo que sí puedo garantizar es que antes del 30 de junio, que es la época cuando empieza la temporada de huracanes, debemos tener una solución grande”, explicó Susana Correa, directora del Departamento de Prosperidad Social.

 

Además, es importante garantizar que la isla esté mejor preparada para eventuales sucesos similares en el futuro. La Dirección General Marítima (Dimar), alertó sobre 17 tormentas tropicales, 8 huracanes, y 4 huracanes entre categorías 3, 4, y 5, que podrían presentarse en la temporada de ciclones que inicia el próximo 1 de junio y que puede afectar al Caribe Colombiano.

 

 

El bingo de la Agenda del Mar

 

Comprometida con la recuperación de la isla, la Agenda del Mar organizó el pasado 23 de enero el Bingo SOS Providencia en conjunto con Corales de Paz, Gloria Giraldo Travel & Diving, + Azul buceo-kite-vela, y el Grupo Hangar; que contó con el apoyo de 23 organizaciones comprometidas con los océanos y la sostenibilidad.

 

Gloria Giraldo, una de las aliadas en esta iniciativa, acaba de obtener un significativo reconocimiento por parte de PADI, la Asociación Profesional de Instructores de Buceo, por la labor realizada en Providencia. La organización explica en estos términos el premio otorgado a Gloria, quien trabaja como instructora de buceo: “Un Portador de la Antorcha es una persona que se preocupa profundamente por sanar el planeta, por encima y por debajo de la superficie. Alguien que cree que existe una forma mejor y más responsable para que la humanidad viva en equilibrio con la naturaleza, y esté dispuesto a tomar medidas para demostrarlo”.

 

Gloria recuerda ese durísimo 16 de noviembre: “Cuando pasó el huracán yo estaba en San Andrés y a un instructor se le cayó la casa. Con las personas que estábamos reunimos plata para que ese instructor reconstruyera la casa”, cuenta. Sus redes sociales se convirtieron en un punto de encuentro para muchas personas del interior del país. Cuando Gloria se enteró del grado de devastación en el que había quedado Providencia decidió seguir reuniendo recursos. “Sentí la necesidad de movilizar a la gente para ayudarle a las personas del gremio del buceo y para ellos, creamos un movimiento que llamamos Juntos por Providencia. Dos semanas después del huracán llevamos 20 plantas eléctricas, gasolina, fumigadores, lámparas y elementos de primera necesidad, Después de eso hemos seguido apoyando a la isla y el bingo hizo parte de ese trabajo”.

Alejandro Archbold, representante de The Dive Shop Old Providence, cuenta que en la isla están a la espera de que se reactiven las actividades turísticas. “En el bingo nosotros ofrecimos como premio un curso de certificación. Estamos esperando que se abra el turismo, nos han dicho que puede ser a partir del 1 de julio, para recibir al ganador”, dice.

 

Una parte de lo recaudado fue entregado a familias y emprendedores de Providencia, particularmente equipos de buceo. Otros recursos serán destinados a la señalización de los sitios de buceo en un trabajo articulado con la autoridad ambiental, que es Coralina, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

 

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.