Polémica ley de buceo entra a debates

Los próximos días son cruciales para el futuro del buceo recreativo en Colombia.
Los próximos días son cruciales para el futuro del buceo recreativo en Colombia. El proyecto de ley que busca regular el ejercicio de esta actividad tendrá a partir de esta semana sus cuatro debates en el Congreso de la República. Estos debates se realizarán antes del 20 de junio, fecha límite para aprobar o hundir este proyecto que desde su formulación no ha estado exento de polémica dentro del sector del buceo recreativo.
 
La mencionada propuesta legislativa recoge las modificaciones que se hicieron a los dos proyectos de ley que hace algunos meses presentaron los senadores Manuel Virgüez y Juan Lozano, y que causaron críticas y rechazo entre los profesionales del buceo recreativo.
 
Instructores de los centros de buceo de todo el país consideran que, pese a las buenas intenciones de garantizar la seguridad de los buzos a través de la reglamentación de la actividad, los dos proyectos tenían muchos vacíos y planteaban “exigencias a los buzos recreativos y a los centros de buceo que no eran justificables ni viables, poco coherentes con la realidad del buceo recreativo”, tal y como lo señala uno de los líderes del sector, el instructor Pedro Fermín Pérez.
 
Así pues, ambos proyectos se consolidaron en un solo proyecto de ley, después de escuchar las recomendaciones que se hicieron en la primera mesa de trabajo a la que asistieron instructores de buceo, representantes de ligas, Fedecas, la Red Colombia Diving, funcionarios de los ministerios de Comercio y de Ambiente y Desarrollo Sostenible, así como representantes de la Dimar, de la Escuela de Buceo y Salvamento de la Armada Nacional y el equipo de trabajo del senador Virgüez.
 
A este último, la Red de Buceo Recreativo Colombia Diving le envió una carta el pasado 19 de marzo en la que manifestaba su propuesta de retirar el buceo recreativo del proyecto de ley, al considerar que "esta actividad turística de Turismo de Naturaleza no hace parte de las actividades marítimas y fluviales definidas en el Código de Comercio articulo 1429 – Definición de actividades Marítimas– y tampoco hace parte de las actividades de alto riesgo o peligrosas consagradas en el Código Civil Colombiano articulo 2356 ni en las estadísticas de incidentalidad tanto nacionales como internacionales".
 
En la misma carta, el coordinador de la red, Ricardo Sánchez, anotaba que "en mi opinión personal considero que el buceo militar, comercial e industrial pueden ser actividades que representen alto riesgo, requieran del uso de equipo altamente especializado y procedimientos muy cuidadosos. Por tal motivo el enfoque de su proyecto de ley puede ser de gran utilidad para estos oficios específicos". 
 
El nuevo proyecto de ley contempla menos artículos que los que se presentaron primero, con normas más generales y aplicables en más casos, pero aún hay algunos puntos que deben discutirse. Por eso la invitación que se hace a todo el gremio es a leer y aportar a la discusión del mencionado proyecto, justo cuando están a punto de comenzar los debates en el Congreso de la República.
 
“Recuerden que quienes estamos trabajando en las mesas de trabajo lo hacemos sin remuneración y a título personal. Este ha sido un proceso abierto y nos han escuchado, si tiene algo que aportar, hágalo”, anota Pedro Fermín Pérez.
 
Opiniones del sector
 
1.    ¿Desde su punto de vista, benefician o no estos proyectos de ley a la actividad del buceo?
 
  • Ricardo Sánchez, coordinador de Colombia Diving: Ninguno de estos proyectos de ley son beneficiosos para nuestra industria del turismo y del buceo recreativo de Colombia. Todos están llenos de trámites, licencias, cuotas, entre otros, y lo más grave, todo sería realizado por personal ajeno a la industria del turismo y del buceo recreativo. Esta es la mayor amenaza que ha sufrido nuestro negocio.
  • Sandra Bessudo Lion,Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia APC-Colombia: Considero que el Proyecto puede ser favorable en cuanto a aumentar los niveles de seguridad. 
  • Andrés Obregón, director Fundación Diving Planet: De ninguna manera. Sería acabar con la industria del turismo para todos los centros de buceo.
  • John Parra, Buceo Internacional Seguro:Tal como están concebido los proyectos de ley afectan negativamente el desarrollo del buceo recreativo en Colombia. Está creando barreras y dándole responsabilidades a entes del estado que no están preparadas para cumplir con estas nuevas tareas. La labor realizada en Icontec para normas técnicas de acuerdo con los parámetros ISO responde mejor a esta necesidad.
  • Jorge Sánchez, instructor PADI de San Andrés: Definitivamente no. El buceo es una actividad que ha movido turismo a través del mundo, no es un deporte. Debe regirse por normatividad generada dentro de lo adecuado.
2.    ¿Cuál considera usted que sería el mejor camino para resolver este debate?       
 
  • Ricardo Sánchez: En este momento el proyecto de ley depende del apoyo que tenga en los próximos cuatro debates que tendrá en el congreso. Es urgente contactar a los congresistas representantes de sus respectivas regiones, a las secretarias de turismo, e incluso a sus gobernaciones para dar a conocer lo lesiva que sería esta ley para nuestra industria y en general al turismo de las regiones.
  • Sandra Bessudo: Se debe hacer una mesa de trabajo entre todos los participantes para que el Proyecto de Ley sea un buen proyecto.
  • Andrés Obregón: Asumir los reglamentos a los que nos acogemos con las normas ISO y dividir el buceo técnico del buceo recreativo. En caso de que haya un verificador, deberá ser de la industria turística no de la técnica.
  • John Parra: Sí se necesita una ley para atajar el comercio informal y pirata del buceo porque con la legislación existente cualquier persona (capacitada o no) puede enseñar, dirigir y mercadear buceo. Creo que si es necesaria una ley que sea diseñada teniendo en cuenta  al gremio y empresarios del buceo recreativo. Un proyecto que copia la legislación de otro país o que toma puntos que fracasaron en el pasado, está condenada a ser un retroceso en vez de dar soluciones.
Gracias a la actividad del buceo recreativo, lugares como las islas de Malpelo y Gorgona, Nuquí, Capurganá, Taganga y muchas otras se dinamizan como destinos turísticos para nacionales y extranjeros. Es una actividad que mueve millones de dólares al año. Cada año en Colombia se certifican con Padi 6 mil nuevos buzos y la mitad lo hacen en Taganga. "Con todos esos trámites que contempla el proyecto de ley de buceo se acabaría ese potencial turístico",  anota Ricardo Sánchez, de Colombia Diving.
 
María José Ospina, directora de Agenda del Mar, considera que “sería más constructivo impulsar procesos que formalicen la industria del buceo recreativo para que los centros de buceo cumplan mayores estándares, antes que imponer leyes que le pongan más trabas a la actividad”.
 
Fotos: Agenda del Mar
Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.