¿Podría Colombia retomar la discusión sobre el acuerdo de Escazú?

En el Congreso de la República se hundió el proyecto que buscaba ratificar la firma de Colombia en el Acuerdo de Escazú y la decisión, nuevamente dividió la opinión del país.

El Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, que se conoce como Acuerdo de Escazú, nació para dar cumplimiento a los postulados de la Cumbre de Río, de 1992. Tras muchas discusiones, 24 países, incluyendo a Colombia, lo suscribieron el 4 de marzo de 2018, en el cantón de Escazú, en Costa Rica, pero entró en vigencia apenas este año cuando 12 de los países lo ratificaron, condición que estaba acordada desde el inicio.

5 Datos sobre el Acuerdo de Escazú

“Este tratado reúne 5 derechos muy importantes: el acceso a participación, justicia, derecho ambiente sano y la protección a los defensores ambientales. Lo que ciertos gremios no han querido entender es la importancia que este acuerdo trae para el país, incluso porque ofrece mayor seguridad jurídica para los proyectos y las inversiones privadas, asegura Camilo Quintero Giraldo, abogado ambiental que trabajó como líder de Gobierno Abierto en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Los representantes de diferentes sectores económicos, especialmente los relacionados con la producción en el campo, se pronunciaron en contra de la posibilidad de que el país ratificara el acuerdo y encontraron eco en el Congreso. Entre las razones para rechazarlo, algunos congresistas explicaron que las garantías que ofrece el Acuerdo ya están consignadas en la legislación colombiana y que es riesgoso porque en caso de litigios, el acuerdo abre la posibilidad de que tribunales internacionales tomen decisiones vinculantes con el país.

Sobre este último punto, en un editorial, el periódico El País de Cali se pregunta si teniendo ejemplos como el de la Corte Penal Internacional, donde las grandes potencias no están porque no existen garantías suficientes de que sus intereses sean defendidos, o el de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que ha fallado en contra de Colombia dejando serias dudas sobre su proceder y pasando por encima de la legislación nacional, es necesario ratificar el Acuerdo de Escazú”.

Este debate no solo se ha presentado en Colombia. Brasil, país que fue sede de la Cumbre de Río, no lo ha ratificado. Tampoco Costa Rica, donde está ubicada la población de Escazú. En Chile el presidente Piñera lo rechazó abiertamente y en Perú el Congreso votó negativamente a la opción de que ese país lo acogiera.

Hasta ahora solo lo han ratificado Antigua y Barbuda, Argentina, Bolivia, Ecuador, Guyana, México, Nicaragua, Panamá, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Uruguay.

Video e infografía: Asociación Ambiente y Sociedad 
Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.