¿Nos quedamos sin peces?

El informe “Planeta Vivo, Océanos” de WWF alerta sobre la disminución de peces claves para la seguridad alimentaria humana debido a los problemas que amenazan los océanos.

WWF manifiesta que existen soluciones para invertir la tendencia a la baja en las poblaciones no solo de peces sino de mamíferos marinos, aves y reptiles, que según el informe “se han reducido, como promedio, a la mitad a nivel mundial en las últimas cuatro décadas”.

Para contrarrestar las cifras negativas es necesaria la voluntad y trabajar por la recuperación de los océanos y salud de los hábitats, tarea que debe ser encabezada por los líderes mundiales.

“En una sola generación, la actividad humana ha dañado gravemente el océano capturando peces más rápido de lo que pueden reproducirse, mientras se destruyen sus zonas de alimentación. Se necesitan cambios profundos para garantizar una vida marina abundante a las generaciones futuras”, dice en el informe Marco Lambertini, director general de WWF Internacional.

El estudio, conocido en inglés como Living Blue Planet Report, arroja algunas cifras como la pérdida del 74% de la familia de peces para consumo que incluye atunes, caballas y bonitos. “La sobrepesca, la destrucción de los hábitats marinos y el cambio climático tienen consecuencias nefastas para toda la población humana. Sin olvidar que son las comunidades más pobres que dependen del mar las que se verían afectadas de forma más rápida y más severa”, agrega Lembertini.

La base para los hallazgos es el Índice Planeta Vivo y muestra como entre 1970 y 2012 se han reducido en un 49% las poblaciones marinas, además muestra que los arrecifes de coral y las praderas marinas podrían perderse en todo el mundo para el año 2050, como resultado del cambio climático.

El director de WWF para Latinoamérica y el Caribe, Roberto Troya, sostiene que en esas zonas el cambio climático es un factor determinante para la disminución de varias peces, pero también sostiene que “Se está poniendo una presión sin precedentes sobre nuestros mares en Latinoamérica. Extraemos de ellos más atunes, jureles y sardinas de lo que es sostenible; afectamos complejos ecosistemas y paisajes marinos como son nuestros manglares y corales, y contaminamos sus aguas”.

¿Qué se puede hacer?

Además de las acciones de los líderes mundiales, todos debemos asumir nuestras responsabilidades por ejercicios pasados y entender que el océano es un recurso renovable, pero para recuperarse necesita acciones como ampliar las zonas de protección marinas, hacer una pesca sostenible, consumir de una forma responsable y manejar los recursos marinos bajo un enfoque de ecosistemas.

La cifra

Más allá del evidente daño a la naturaleza, las amenazas al océano ponen en riesgo al menos 2,5 billones de dólares y una base de activos global de al menos 24 billones de dólares, según datos de un estudio previo de WWF.

Más información:

www.wwf.org.co

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.