La CBI rechazó la creación de un santuario para las ballenas

No alcanzaron los votos para aprobar la creación de un santuario para las ballenas en el Atlántico Sur, la principal propuesta que lideraban los países latinoamericanos en la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que comenzó este lunes en P
No alcanzaron los votos para aprobar la creación de un santuario para las ballenas en el Atlántico Sur, la principal propuesta que lideraban los países latinoamericanos en la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que comenzó este lunes en Panamá.
 
Aunque 38 países se pronunciaron a favor de la creación del santuario y 21 se opusieron, no se logró el 75% de los votos que, como mínimo, se requería para que la iniciativa fuera aprobada. La sensación que quedó es que Japón -el país que más caza ballenas en el mundo-, junto con sus aliados se salieron una vez más con la suya.
 
"Esto ha sido algo muy triste y negativo que Japón y gobiernos como los caribeños y algunas islas del Pacífico hayan optado por eso (votar no) cuando no cazan ballenas pero votan con Japón", comentó a la agencia AFP Milko Schvartzman, responsable para América Latina del área de los océanos de Greenpeace.
 
Colombia, junto con Brasil, Argentina, Uruguay y Sudáfrica, apoyaba la creación de dicho santuario como una forma de proteger a estos cetáceos y llevar a cabo investigaciones que no las perjudican.
 
Era "algo simbólico ya que en esta zona no hay caza de ballenas, pero serviría para dar el siguiente paso que es restringir cada vez más la caza”, comentó Fernando Omacha, directivo de la Fundación Omacha y miembro de la delegación científica colombiana que participa en la reunión de la CBI.
 
Nuevas cuotas de caza para los aborígenes
 
Otro asunto polémico de la reunión que avanza en Panamá es la aprobación de la extensión de los derechos de pesca de estos cetáceos a los pueblos indígenas de las regiones árticas y las islas de San Vicente y las Granadinas en el Caribe.
 
Con la decisión lograda por 48 votos contra 10, dichas islas caribeñas tendrán ahora el derecho a matar hasta 24 ballenas jorobadas entre 2013 y 2018.
 
Las naciones latinoamericanas se oponen a ello, pues argumentan que la caza de estos animales no es verdaderamente aborigen sino que tiene fines comerciales, para abastecer los restaurantes, puesto que la mayoría de los habitantes de estas islas no consume carne de ballena.
 
 
También lea nuestro artículo: Las ballenas valen más vivas que muertas
Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.