Isla Fuerte: arrecifes, biodiversidad y descanso

Arrecifes de coral en buen estado, manglares llenos de vida y hasta un sorprendente “árbol que camina” son algunos de los atractivos que convierten a Isla Fuerte en un destino único para considerar en las próximas vacaciones.
Arrecifes de coral bien conservados, manglares llenos de vida para recorrer en kayak y hasta un sorprendente “árbol que camina” son algunos de los atractivos que convierten a Isla Fuerte en un destino único para considerar en las próximas vacaciones.
 
Ubicada al sur del golfo de Morrosquillo y separada del continente por 11 km, Isla Fuerte es un paraíso para el buceo y otras actividades en mar y tierra, al tiempo que es un destino propicio para el descanso y entrar en contacto con la naturaleza.
 
En el pasado fue un aguerrido fortín (de ahí su nombre) que resistió toda clase de invasiones de conquistadores y piratas. Hoy en día, es considerado un santuario de la biodiversidad que invita a sumergirse en sus aguas y penetrar en sus ecosistemas de bosque seco tropical y manglares.
 
Para el turista, este singular destino ofrece tres ecohoteles con todas las comodidades, además de otras opciones de alojamiento en Puerto Limón, un pequeño poblado de gente amable y hospitalaria que habita en casas de madera, caña brava y techos de palma.
 
Nuestro recomendado es Isla Fuerte Ecolodge, que además de un ambiente conectado con la naturaleza ofrece cursos y minicursos de buceo, campamentos de verano y planes de luna de miel.
 
 
Paraíso para el buceo
 
Para la práctica del buceo, Isla fuerte ofrece una amplia variedad de sitios y opciones, tanto para principiantes como para avanzados. En su plataforma arrecifal de 16 km2 se tienen identificados 37 puntos de buceo que se caracterizan por la presencia de cantiles poco pendientes, grietas y pequeñas cuevas.
 
Entre los sitios de buceo destacan el bajo Bushnell, localizado a mar abierto y considerado el bajo coralino más hermoso del Caribe continental; el bajo Burbujas, donde se aprecian las emanaciones de gas de un volcán de lodo subacuático; y El Planchón, un barco hundido colonizado por abundantes corales duros y blandos.
 
En general, en las aguas cálidas y transparentes de Isla Fuerte se pueden apreciar corales de fuego, cerebro, negro y gorgonias; esponjas, algas, tiburones nodriza y aletiblanco, tortugas, barracudas, jureles, pámpanos y toda la variedad de peces arrecifales del Caribe.

Otras actividades
Surf, windsurf y kitesurf: para aprovechar durante en verano de los vientos alisios del norte.
Acuaplano: es deslizador en forma de avión, remolcado por un bote, con el cual se puede “volar” por encima del mar y los arrecifes.
Canotaje: para recorrer los manglares y conocer la inmensa vida que guardan en su interior
Caminatas: para observar los osos perezosos, las 80 especies de aves de la isla y los peculiares árboles, entre ellos el “árbol que camina” o Ficus benghalensis, cuyas raíces se mueven en busca de la luz. 
Cómo llegar
 
Por vía aérea o terrestre hasta Montería o Tolú. Desde allí, por carretera a Lorica y a Paso Nuevo, donde se toma una lancha que lo lleva a la isla en 20 ó 30 minutos.
 
Fotografías: cortesía de Proexport e Isla Fuerte Ecolodge
Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.