Huellas en la arena que no se pueden borrar

Bahía Hondita, en la Guajira, es un lugar clave para la migración, alimentación y crianza de las tortugas marinas. Su captura y alto consumo es su más seria amenaza.
Wilfrido Arends Tomador de información, Acuerdo de Conservación de Tortugas Marinas

En Bahía Hondita empezamos a trabajar con las tortugas marinas hace 13 años con un proyecto en el Cerrejón, en la alta Guajira. Estábamos viendo que las tortugas se estaban acabando y decidimos cambiar las costumbres que teníamos por ayudas que le traían a la comunidad. Al principio fue muy difícil porque había unos que querían proteger, pero otros que no querían el Acuerdo y en eso duramos 2 años para que toda la comunidad estuviera y se fuera vinculando poco a poco. Pero ya vemos que esto está caminando solo. Comenzamos nada más 4 personas, ahora mismo está involucrada toda la comunidad; los padres, las madres, cada quien tiene su actividad ahora, tenemos los que recorren la playa, algunos muchachos que están pendientes del turismo y también están artesanas. Este trabajo significa mucho para la comunidad porque es un intercambio, se está protegiendo la tortuga, por los beneficios para la comunidad. Es un cambio de lo que era algo cultural para nosotros.

Protegemos a las tortugas en la línea costera, donde desovan, y por medio del contacto con los pescadores porque algunas caen en captura incidental. Por eso se recorren todos los puertos en la mañana para ver si hay algún rastro y alguna tortuga que liberar y en las noches se hacen los patrullajes para encontrar alguna tortuga que está anidando y eso se hace en dos turnos de 8 a 12 y de 12 a 4 de la mañana. Hemos aprendido mucho, por ejemplo, a reconocer las huellas de las tortugas cuando salen a anidar, la medición, el marcaje, revisiones de nido, los estadíos de los huevos y cómo tomar la temperatura de incubación. La comunidad también está muy interesada en aprender más.

Queremos que las conozcan nuestros hijos en un futuro y por eso las estamos protegiendo. La comunidad seguirá haciendo esto durante mucho tiempo, pero lo que sí necesitamos es la ayuda de entidades porque este trabajo no lo podemos hacer solos.

Quisiéramos que nos ayudara más Corpoguajira, que es la encargada de la fauna en estas regiones. Si por algún motivo hubiera más entidades que nos ofrecieran ayuda, bienvenidos acá a Bahía Hondita.

 

Cuando estábamos empezando este trabajo de recorridos de playas, salimos a hacer un patrullaje con el biólogo encargado y yo pasé por encima de una tortuga que estaba desovando. Gracias a Dios ella desovó y yo quedé al lado, eso me hizo entender que uno puede tocar una tortuga que esté desovando, pero cuando comienza a hacer la anidada es mejor evitar tocarla porque se puede ir y no desova.

 

Zero Mass Water, Conservación Internacional, los Ministerios de Relaciones Exteriores, Medio Ambiente y Corpoguajira instalaron 150 hidropáneles en Bahía Hondita para combatir la escasez de agua en la región y garantizar el consumo potable de la misma como recompensa al trabajo de la comunidad en la conservación de las tortugas marinas. Es la primera vez que se usa esta tecnología en Colombia y la instalación más grande de Latinoamérica.

 

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.