Hay una sola salud, la del planeta

Hoy más que nunca prevalece el concepto de “una sola salud”, según explicó a la AGENDA DEL MAR, el veterinario Paul Raad, interesado en la conservación de especies silvestres.

En plena pandemia de coronavirus COVID-19, hoy más que nunca prevalece el concepto de “una sola salud”, según explicó el veterinario Paul Raad, interesado en la conservación de especies silvestres, en el valor del equilibrio entre el bienestar de las especies animales, los ecosistemas y la salud humana.

Raad desarrolló una tesis que cobró fundamental importancia con la aparición del virus que tiene en aislamiento al mundo en este momento. Como veterinario, su tesis de grado se centró en el nuevo concepto de “Una sola salud”, manejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

En relación con dicho concepto, amplió que se debe dejar la visión tan “individualista” como humanos de preocuparnos solamente por nuestra salud, pues en realidad “se trata de una tríada: la salud animal, la salud del ecosistema y la salud humana”. “Es un concepto integrador, pues para tener salud nosotros, debe haber salud animal y salud en los ecosistemas del planeta. De ahí que sea tan importante salvar los ecosistemas y los animales, porque significa salvarnos a nosotros mismos.

Ya no se habla de salud humana, sino que hay que comprender que es la salud del planeta”, aclaró. Explicó que en los últimos tiempos los veterinarios no se dedican mucho al trabajo con especies silvestres, desde el punto de vista de su bienestar, conservación y las estrategias necesarias para salvarlos de la extinción. En tal sentido, ha recorrido diversos países en busca precisamente de la información y experiencia para poder aportar desde su lugar en tal sentido, ya fuera trabajando como voluntario en el Amazonas hasta tomar contacto con la naturaleza pura del extremo Sur de Chile. “Cuando se alteran los sistemas naturales y las especies, eso repercute en el hombre, los virus y las bacterias empiezan a aparecer entre nosotros, mutan, y generan enfermedades. Todo puede ocurrir porque hubo un animal silvestre que no fue respetado, no se respetó su salud ni su bienestar. Y eso es como un feedback indirecto de la naturaleza, la atacamos por un lado y ella nos devuelve por otro lo que le hacemos”, explicó Raad.

En el caso del coronavirus COVID-19, “es cien por ciento la culpa del ser humano, actuando en el planeta de forma irresponsable, atacando a la naturaleza; no debemos olvidar que si tiramos de la punta del hilo, todo se descose”. “Cuando pase la pandemia — porque como tantas otras en el mundo va a pasar–, será momento de que la gente despierte, que entienda que nuestras acciones están repercutiendo en forma negativa en el planeta, que hay que tomar conciencia y efectuar cambios en nuestros hábitos. Esto es una gran lección”, resaltó.

 Factores

A consecuencia de muchos factores humanos (deforestación, fragmentación de hábitats, tráfico ilegal de especies, avance de la frontera agrícola, crecimiento demográfico y emisión de gases del efecto invernadero), los ecosistemas y la biodiversidad se han visto modificados y alterados. Asimismo debido a cambios socioculturales, las personas y la vida silvestre comenzaron a tener mayor contacto. Estos factores ofrecen las condiciones ideales y necesarias para que los agentes infecciosos muten, invadan nuevos huéspedes atravesando la barrera entre especies y derivando así, en la aparición de enfermedades emergentes o reemergentes.

A raíz de estos hechos y a la necesidad de encontrar una explicación, nace el concepto de “Una Salud”. Este concepto novedoso propone una visión diferente de ver a la Salud, integrando diferentes disciplinas como médicos, veterinarios y biólogos entre otros. En este momento de crisis sanitaria, más que nunca es válida la premisa de que “la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas en los cuales coexisten”.

A tal punto está todo interconectado que “60% de las enfermedades humanas son zoonóticas, el 75% de las enfermedades infecciosas emergentes tienen origen animal, tres de cada cinco enfermedades que aparecen anualmente son de origen animal, 80% de los patógenos con fines terroristas son zoonóticos y 20% de los alimentos de origen animal se pierden debido a enfermedades que padecen”. Comprender el hecho de que no estamos solos en el planeta y que formamos parte de una única salud que es la “;Salud del Planeta”; es la clave para prevenir enfermedades como el Covid-19.

Fuente: Paul Raad, con información de El Telégrafo, Paysandú Uruguay 

 

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.