Guía de buceo de Providencia

Este inmenso complejo arrecifal se destaca por sus aguas cristalinas, abundante fauna e impresionantes cantiles.
Cómo llegar

Desde San Andrés en un vuelo de 25 minutos o por mar a bordo de catamarán.

Providencia (18 km2) y Santa Catalina (1 km2) son dos pequeñas islas oceánicas de origen volcánico. Hacen parte del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que por sus valores naturales, culturales e históricos fue declarado en 2000 por la Unesco como zona núcleo de la reserva de Biosfera “Seaflower”, es decir, de estricta conservación. Igualmente en el año 2005 el complejo arrecifal fue declarado como Área Marina Protegida de uso múltiple.

Dónde alojarse: en cabañas y posadas

Planes

  • Recorrer la vía Circunvalar para apreciar sus coloridas casas de madera.
  • Pasar por el puente de madera, conocido como el Puente de los Enamorados, de unos 150 metros de largo, entre Providencia y Santa Catalina.
  • Visitar las playas de arena blanca: Manzanillo, Bahía Sur Oeste, Agua Dulce y Bahía Maracaibo.
  • Subir a The Peak, el punto más alto ubicado a 360 m. s. n .m.
  • Caretear en cayo Cangrejo y cayo Tres Hermanos.

 

Buceo

El complejo arrecifal está formado por una barrera de arrecife de 32 km de longitud que es la segunda en extensión del hemisferio occidental.

Las islas están rodeadas por una plataforma coralina que desciende en terrazas y paredes entre los 30 y 50 pies, y desde allí se precipita a más de 500 pies.

Los abundantes e impresionantes cantiles destacan entre lo más atractivo, a las que se suman cuevas, grietas y barcos hundidos. Allí se puede practicar un espectacular buceo acompañado de barracudas, jureles, pargos, rayas, meros y tortugas carey y verde.

  • Mejor época para el buceo: todo el año
  • Profundidad del buceo: 3 a 42 m (10 a 140 pies)
  • Visibilidad: 30 metros
  • Temperatura del agua: 29°C
  • Peces grandes:
  • Pecios:
  • Cuevas:
  • Paredes:
  • Buceo a pulmón libre:

 

Puntos de buceo destacados

 

Nick's place

  • Profundidad: 15 a 30 m (50 a 100 pies)
  • Visibilidad: 25 a 30 m (82 a 100 pies)
  • Nivel de dificultad: avanzados

Se destaca por un valle de esponjas donde además se encuentra una pared que tiene una grieta en la cual se pueden observar peces arrecifales, chernas, pargos y tiburones.

 

Felipe’s Place

  • Profundidad: 10 a 24 m (35 a 80 pies)
  • Visibilidad: buena, 25 a 30 m
  • Corrientes: suaves a moderadas

La inmersión se inicia a 10 m (35 pies) donde hay corales blandos, corales de pilar y esponjas.

Más adelante, se desciende hacia un canal de arena flanqueado por colinas recubiertas de corales estrella que adoptan en las pendientes la típica forma de tejado. En el fondo, a unos 24 m (80 pies), se encuentra la estatua El Cristo bajo las aguas.

 

Tete´s Place

  • Profundidad: 4,5 m a 7 m (15 a 23 pies)
  • Visibilidad: 25 a 30 m (82 a 98 pies)
  • Corrientes: suaves
  • Buceo a pulmón libre:

Los fondos rocosos y arenosos se intercalan en medio de una comunidad arrecifal que se destaca por hermosos ejemplares de corales de pilar, octocorales y grandes cardúmenes de peces como roncos, pardos y carajuelos, y son frecuentes las morenas.

Foto: Jorge Sánchez, Help 2 Oceans

 

Manta’s City

  • Buceo a pulmón libre:

En sus fondos de arena blanca se pueden observar grandes cabezas coralinas, en especial corales de estrella (Montastrea), algunas muy enormes, así como corales blandos y esponjas. También son frecuentes las grandes rayas que, por confusión con las mantarrayas, dan nombre a este sitio.

 

Turtle Rock (Piedra de la Tortuga)

  • Profundidad: 18 a 42 m (60 a 140 pies)
  • Visibilidad: buena, 25 a 30 m
  • Corrientes: variable
  • Nivel de dificultad: avanzados
  • Buceo a pulmón libre: no

Es uno de los sitios más bellos y de fácil acceso, que permite ver la vida en grietas y paredes. Se trata de una enorme roca formada por la erosión, de 12 m (40 pies) de altura, cuya parte superior asemeja a la cabeza de una tortuga

La roca está rodeada por una profunda grieta recubierta por corales, esponjas y algas, que llega hasta los 140 pies en un profundo cantil.

 

Planchón

  • Profundidad: 18 a 24 m (60 a 80 pies)
  • Visibilidad: buena, 25 a 30 m
  • Corrientes: variables
  • Nivel de dificultad: desde principiantes
  • Buceo a pulmón libre: no

 

Inmenso barco petrolero que abastecía a los submarinos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Se encuentra a 18 m (60 pies) y llega hasta los 24 m (80 pies). El casco del barco está invertido, recubierto por una rica comunidad coralina.

Foto: Jorge Sánchez, Help 2 Oceans

 

Stair way to Heaven

  • Profundidad: 24 a 36 m (80 a 120 pies)
  • Visibilidad: buena, 25 a 30 m
  • Corrientes: suaves a moderadas
  • Nivel de dificultad: avanzados
  • Buceo a pulmón libre: no

Fue descubierto por Beda Vásquez, uno de los instructores que más contribuyó a explorar los sitios de buceo en Providencia. Empieza a 24 m (80 pies) por un canal de arena que conduce a una garganta profunda, desde una punta entre 30 y 36 m (100 y 120 pies). A mano izquierda y a 30 m (100 pies) se desciende por una pared vertical con esponjas, corales blandos y de látigo y organismos muy coloridos. Se llega hasta 51 m (170 pies) donde hay una plataforma arenosa que lleva a una gruta amplia con un techo rocoso recubierto de grandes esponjas de tubo, corales blandos ramificados. Se permanece máximo 5 minutos y se asciende vertical hasta la plataforma de 24 m (80 pies) y se hace multinivel para terminar en 18 m (60 pies). Es una inmersión de alto riesgo y solo para expertos, donde se deben llevar a cabo extremas medidas de seguridad.

 

Espiral

  • Profundidad: 24 a 35 m (80 a 115 pies)
  • Visibilidad: buena, 25 a 30 m
  • Corrientes: moderadas
  • Nivel de dificultad: avanzados
  • Buceo a pulmón libre: no

El recorrido comienza en el borde de un acantilado de gran profundidad, que presenta grietas verticales y concavidades horizontales producto de la erosión de las plataformas calcáreas arrecifales a lo largo de miles de años. Sus abundantes recodos y paredes están recubiertos por una colorida fauna y flora que se ha adaptado a las formas irregulares presentes allí. 

El mayor atractivo es un túnel descendente cuyo recorrido está reservado solo para buzos expertos. Apenas cabe un buzo y desciende desde 27 a 35 m (90 hasta 115 pies) de profundidad.

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.