Gloria Giraldo: Una Experiencia de vida que inspira

A cualquier edad uno va descubriendo entonces cuál es la misión de vida a la que vino definitivamente.

A cualquier edad uno va descubriendo entonces cuál es la misión de vida a la que vino definitivamente.

Por: Jota Jairo Hoyos

Algunos seres humanos privilegiados y lo sabemos, tenemos la oportunidad de disfrutar del buceo como una pasión descubierta en distintas etapas de nuestra vida, Algunos después de los 60, otros en su madurez cronológica y profesional y algunos jóvenes casi niños también se empiezan a embelesar con la magia de los mares, con sus azules profundos llenos de corales, bellos animales y apacibles paisajes que se vuelven inolvidables.

Salir a bucear, entrar en las profundidades de los océanos tiene unos aprendizajes, procesos y protocolos que debemos tener en cuenta, al igual que en cualquier otra actividad que deseamos desarrollar con seguridad, con disfrute y con pasión.

Es entonces cuando buscamos personas idóneas y profesionales en las cuales confiar ese aprendizaje para incursionar en el maravilloso y enigmático mundo del buceo.

Conocí hace como 6 años a una mujer que hoy es vital en mi vida de disfrute en el buceo. Ella es Gloria Giraldo, al inicio de la amistad solo íbamos a disfrutar con otros amigos y conocidos, de las sorpresas que nos trae cada día la naturaleza, el sol y la arena, el viento, la temperatura y cada vez una nueva aventura submarina.

Ella tenía otra profesión, muy lejana a su quehacer hoy como instructora y líder de viajes espectaculares alrededor del mundo subacuático y los entornos paradisíacos que encontramos en su cercanía.

Pronto Gloria Giraldo tomó una de sus grandes decisiones de vida y fue convertirse en Instructora de buceo y nació entonces Travel & Diving y se consolidó desde hace varios años como una de las empresas con mayor reputación y confianza en nuestro país.

Gloria se recupera de un episodio inesperado para cualquier buzo y más para una instructora y líder de la responsabilidad, del cumplimiento de los protocolos adecuados para un correcto buceo en cualquier océano del planeta. Estoy seguro que de su experiencia personal saldrá un gran documento lleno de reflexiones y aprendizajes.

Hay que resaltar en Gloria Giraldo las enseñanzas que nos da cada día. Su intenso amor por sobrevivir y superar el padecimiento físico que le generó este accidente.  Inexplicable para todos quienes sabemos de la rigurosidad de protocolos y medidas de seguridad con las cuales ella aplica e impone en su empresa formadora de buzos e inspiradora de tantos viajes por el mundo alrededor del mar.

Gloria sigue muy bien en su proceso de recuperación luego de varias semanas en un periplo de traslados de un lado a otro, de un procedimiento hiperbárico a una terapia de volver a mover todo su cuerpo.

Fuerte como una guerrera, cada día nos enseña el avance de sus pasos. Su movimiento físico lo saca de su corazón, de su pasión y de ser un maravilloso ser humano. 

En nombre de muchos, pero muchos que le queremos y le admiramos escribo esto que busca alentarla a que muy pronto regrese con nosotros a hacer más, muchas más burbujas de amor desde el océano.

Una de las cosas que más admiro de ella es su pasión por servir. Bien se ha dicho que este mundo, más que buenos profesionales necesita excelentes seres humanos.

Hace un año cuando ocurrió la catástrofe natural en Isla Providencia y en San Andrés, con el Huracán IOTA, Gloria inició una gran colecta entre decenas de buzos de todas las regiones del país. Muchos amigos de ambos territorios insulares lo habían perdido todo o casi todo y era el momento de expresar la solidaridad a quienes durante todo el año nos sirven y ayudan en los centros de buceo. Con su liderazgo pudimos ser un paliativo a tantas carencias dejadas por la naturaleza violenta. Desde entonces pienso que Gloria encontró en el buceo una disculpa para convertirse en un bastón de apoyo a quienes lo han necesitado, cuando sea el momento oportuno.

Siempre he dicho en conversaciones con mis queridos amigos buzos de los últimos años una frase: Quien tiene para el whisky tiene para el hielo. Y si somos unos privilegiados en poder disfrutar nuestras burbujas en los océanos de Colombia y del mundo, es también oportunidad de ser solidarios con quienes lo necesitan. Esto también lo aprendí de Gloria.  Gloria Giraldo no solo eres guerrera, también maestra. Salud y larga vida en el azul profundo.

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.