Capturan barco de Van Camps con 70 toneladas de atún ilegal

El pasado 8 de marzo fue interceptada a 20 millas de la costa de Bahía Solano la embarcación Cabo de Hornos, que estaba llevando a cabo actividades ilícitas de pesca en la Zepa Chocó – Zona Exclusiva de Pesca Artesanal.

El pasado 8 de marzo fue interceptada a 20 millas de la costa de Bahía Solano la embarcación Cabo de Hornos, que estaba llevando a cabo actividades ilícitas de pesca en la Zepa Chocó – Zona Exclusiva de Pesca Artesanal. En el momento de la captura, la embarcación estaba violando la reglamentación marítima, al tener el VMR apagado (dispositivo que rastrea las embarcaciones y sus rutas).

Además de esto contaba con los registros sanitarios vencidos y transportaba como parte de su tripulación personas extranjeras con irregularidades en su documentación.

La embarcación que pertenece a la empresa cartagenera Tuna Atlántica LTDA, misma empresa que produce Atún Van Camps, le fue decomisada un total de 70 toneladas de atún. Esta enorme cantidad es equivalente a la pesca de tres años de un pescador artesanal.

Por un lado, la Fiscalía ya imputó cargos a los comandantes del navío por delito de pesca ilícita. Los cargos fueron aceptados por los tres marineros de origen ecuatoriano y mexicano: Marcelo Pin Pico, capitán del barco; Ramón Alberto Mero Delgado, jefe de cubierta, y Jhon Efrén Mendoza Ibarra, capitán de pesca. Ninguno de los tripulantes era de nacionalidad colombiana. Ellos fueron condenados a tres años y medio, pero no les dieron detención intramural.

Por otro lado, el barco que ha sido dejado a disposición de la Armada Nacional, ha estado detenido pero dentro de poco podrá zarpar, debido a que la Aunap aún no ha dictaminado la sanción a la empresa dueña del buque. La Aunap, como la entidad controladora, es la encargada de sancionar y además de reponer los daños causados tanto a los pescadores artesanales como al medio ambiente. Pero este proceso no ha sido tan fácil pues la empresa alega que ellos no se encontraban dentro de la zona protegida (Zepa Chocó), información que no se puede verificar porque el VMS lo tenían apagado. Pero la comunidad pesquera artesanal, que fue testigo de esta ilegalidad y protestó ante la Fiscalía, tiene pruebas y material audiovisual.

En otros países, un delito como estos puede costarle muy caro a las empresas dueñas de estos barcos industriales. La semana pasada la Prefectura Naval Argentina hundió un buque chino que pescaba ilegalmente y trataba de huir. En nuestro país parece que las cosas funcionan diferente, aunque el presidente Santos en 2011 hizo un llamado de atención a la Armada Nacional: “No me permitan un solo barco de pesca en áreas protegidas”. Parece que otras entidades estatales necesitan de este llamado de atención para pasar a la acción.

La Zepa fue una iniciativa promovida por los pescadores de Bahía Solano justamente por el daño que los barcos industriales estaban causando, acabando con el recursos pesqueros y por ende de su mayor fuente de ingresos. Por ello este delito no puede quedar en la impunidad. 

Fuente: Conservación Internacional Colombia

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.