Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

¡Agenda nuestros retos para el 2024. El primero: no al desperdicio de alimentos!

Te invitamos a realizar un reto ambiental por mes en este 2024. El planeta necesita nuestra ayuda y son los pequeños actos los que van a generar grandes impactos. Estos retos que te proponemos son para que día a día aportemos bienestar a nuestro hogar, la idea es que nos ayuden a mejorar hábitos y nos permitan tener una mejor relación con el planeta.

Te animamos a enfrentar los desafíos adoptando gradualmente nuestras recomendaciones. En el caso del desafío de reducir el desperdicio de alimentos, te invitamos a seguir leyendo para comprender el impacto ambiental asociado con los desperdicios y aprender cómo podemos evitarlo.

¡Anímate y sé un guardián azul!

Desperdicio de alimentos: Un reto para salvar el planeta

En la encrucijada global del cambio climático, cada acción cuenta, y una de las áreas donde nuestras decisiones diarias tienen un impacto significativo es el desperdicio de alimentos. Reducir la pérdida y el desperdicio desempeña un papel crucial en la lucha contra el cambio climático.

El impacto del desperdicio de alimentos en el cambio climático:

Actualmente, el desperdicio alimentario contribuye al 7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Además, casi el 30% de la tierra agrícola mundial se utiliza para producir alimentos que nunca se consumirán. Detrás de cada alimento hay una huella ambiental significativa: se necesitan 4.4 km2 de tierras agrícolas y 760 km3 de agua para producir 1.2 toneladas de alimentos. La crisis es real, pero a menudo pasamos por alto nuestra contribución individual.

Consumo responsable como solución:

Un consumidor responsable puede ser la clave para cambiar la situación. Es esencial que seamos críticos y conscientes del impacto de nuestras elecciones diarias en el medio ambiente. Privilegiar la ética en la producción, evitar compras impulsivas, optar por mercados locales y reciclar son acciones simples pero poderosas.

El origen del problema:

Desde la producción hasta nuestro hogar, múltiples prácticas contribuyen al desperdicio. La falta de planificación, el exceso de compra y la confusión sobre las fechas de caducidad son problemas comunes. Sin embargo, 1,200 millones de toneladas de alimentos se pierden antes de salir de las granjas debido a desafíos en el sistema alimentario, como almacenamiento inadecuado y cambios climáticos.

Aquí 10 acciones sencillas para que agendes este reto:

  1. Elabora un menú semanal.
  2. Cuando vayas de compras, lleva una lista con los productos necesarios.
  3. Apoya los mercados campesinos y productores locales y consume alimentos de temporada.
  4. No rechaces ni deseches las frutas y verduras que parezcan «feas».
  5. Adopta una dieta más saludable y sostenible.
  6. Calcula de manera más consciente las cantidades que vas a consumir.
  7. En la nevera y en la alacena pon adecuadamente los alimentos, colocando los más antiguos adelante de los nuevos.
  8. Una forma de hacer durar más tiempo tus alimentos es congelándolos.
  9. Pide para llevar los alimentos que no comiste en el restaurante.
  10. Aprovecha los alimentos sobrantes para otra comida o para compartir con alguien.

Conclusión:

La forma en que producimos y consumimos alimentos se ha convertido en una amenaza para la naturaleza. Al comprometernos con un consumo responsable y adoptar prácticas que minimicen el desperdicio, no solo mejoramos nuestra calidad de vida, sino que también contribuimos directamente a la preservación del planeta. La batalla contra el cambio climático comienza en nuestras cocinas.


Información: wwf

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.