Peces abisales

Hay un océano remoto, oscuro y de difícil acceso, abarca profundidades desde los 200 m. hasta los 11034 m. en el abismo Challenger en la fosa de las Marianas. Descender al abismo supone soportar una presión más de mil veces mayor que a nivel del mar.

Son varias las adaptaciones de estos peces que les permite soportar condiciones extremas de presión, temperatura y poco alimento: cuerpos como aplastados, aparentemente atrofiados y muy poco hidrodinámicos, preparados para nataciones lentas y discontinuas, ya que deben ahorrar toda la energía posible hasta la siguiente comida.

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.