Barco Sebastián de Belalcázar, el mejor buceo en Bahía Solano

Nuestro recorrido por los mejores sitios de buceo de Colombia, gracias a la Guía de Buceo de Colombia que Proexport lanzará este año y que fue elaborada por Agenda del Mar Comunicaciones, nos lleva este mes a las profundidades de Bahía Solano.

Nuestro recorrido por los mejores sitios de buceo de Colombia, gracias a la Guía de Buceo de Colombia que Proexport lanzará este año y que fue elaborada por Agenda del Mar Comunicaciones, nos lleva este mes a las profundidades de Bahía Solano.

Este municipio del Pacífico colombiano comparte las características comunes del buceo en la región: fauna de gran tamaño, ríos cortos que descargan sedimentos al océano y condiciones variables de visibilidad.

De norte a sur, la serranía del Baudó penetra en innumerables sitios al mar, convirtiéndose las montañas en fondos rocosos con parches aislados de coral. Son los llamados “riscales” o sitios de pesca de los nativos, provistos de  una inmensa variedad y cantidad de peces.

"Su mar es muy distinto del Caribe, más oscuro, más profundo, y me sorprenden mucho el tamaño y la abundancia de los bravos y meros”: señala Alberto Yarce, buzo y pescador que conoce muy bien la zona desde hace 30 años.
 

Entre los riscales hay paredes verticales, montañas que emergen del mar, innumerables cuevas pequeñas y acuarios de agua cristalina. Desde la ensenada de Utría hasta los centinelas de Cabo Marzo, hay más de 200 sitios de buceo registrados que, gracias a la variedad de condiciones de los vientos, las corrientes y la precipitación, ofrecen opciones para los niveles de dificultad.

Entre las especies más predominantes de coral están las de los géneros Pocillopora, Pavona y Porites. Entre los peces hay variedades de peces ángel (Pomacanthidae), peces mariposa (Chaetodontidae), loros (Scaridae) y peces globo (Tetraodontidae), entre otros.

Entre los peces más grandes y que se encuentran a mayor profundidad están las variedades de pargos (Lutjanus spp), jureles (Caranx caninus), bravos (Seriola rivoliana), atunes (Thunnus) y peces vela (Istiophorus platypterus).

 

Barco Sebastián de Belalcázar

 
 

Es una de las inmersiones favoritas y de fácil acceso, ubicada a 400 metros de la playa. Este barco hundido en agosto del 2004 fue célebre porque persiguió y hundió al Karina, el barco que traía armamento para el entonces grupo subversivo M-19, el mismo de la novela El Karina del escritor colombiano Germán Castro Caycedo.

Es el hogar de enormes meros y pargos y durante toda la inmersión los buzos son acompañados por cardúmenes de bonitos, pámpanos, veraneras y pargos lunarejos.

El castillo de proa se halla a 24 m (80 pies) de profundidad y el fondo se encuentra a 36 o 39 metros (118 a 130 pies) dependiendo de la marea. El recorrido habitual se hace desde estribor hacia la proa a 30 m (100 pies) de profundidad. Por las entradas y escotillas se pueden ver peces grandes en el interior. El retorno se hace por babor y por el techo del puente de mando hacia la cuerda de ascenso.

Datos del buceo

  • Profundidad: 24 a 40 m (80 a 130 pies)

  • Visibilidad: variable, desde 5 hasta 20 m

  • Corrientes: variables

  • Nivel de dificultad: avanzado

  • Buceo a pulmón libre: no

Fotos: Digital Vision

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.