Al encuentro de Malpelo, crónica de una aventura

Más de 20 horas de viaje a bordo del Seawolf, fuertes tormentas, alucinantes encuentros con tiburones y otras criaturas submarinas hicieron parte de la aventura a la isla Malpelo que emprendieron un grupo de buzos, entre ellos la directora de Agenda del M
Más de 20 horas de viaje a bordo del Seawolf, fuertes tormentas, alucinantes encuentros con tiburones y otras criaturas submarinas hicieron parte de la aventura a la isla Malpelo que emprendieron un grupo de buzos, entre ellos la directora de Agenda del Mar, María José Ospina.
 
A manera de reportaje gráfico queremos contarles lo que este grupo de apasionados por el buceo vivió cada día en este paraíso natural del Pacífico colombiano, que junto con los Parques Nacionales Isla del Coco (Costa Rica) e Islas Galápagos (Ecuador), pertenece al llamado Triángulo de Oro del Buceo, gracias a las excepcionales migraciones de especies de fauna que se presentan en esta zona:
 
Día 1
 
Malpelo
 
Llegamos a Buenaventura desde Cali al final de la tarde y nos embarcamos en el Sea Wolf a esperar que la marea subiera para poder recoger en el muelle turístico al resto del grupo. Zarpamos con la marea subiendo, desde Buenaventura hacia Gorgona a las 8:30 p.m. Éramos un grupo de 18 buzos, 2 instructores, un dive master y una tripulación de 10 personas, de 4 nacionalidades, unidos todos por el buceo.
 
Día 2
 
 
Fondeamos en Gorgona a las 6:30 a.m.,desayunamos y desembarcamos en la isla para la charla de Parques Nacionales.
 
 
Visitamos la casa museo, nos sorprendimos con el murciélago diurno y algunos compraron artesanías en la tienda.
 
 
Nos dividimos en tres grupos y salimos a bucear a La Tiburonera y a La Plaza de Toros donde en medio del canto de las ballenas nos esperaban tiburones aletiblancos, jureles, pulpos y pargos. En Gorgona se embarcó con nosotros Colombo Estupiñán, el guardaparques de Malpelo, ya que por norma siempre debe haber un funcionario de Parques Nacionales Naturales acompañando a los buzos.
 
 
Salimos para Malpelo a las 3 p.m. en medio de un espectacular día y acompañados por las colas y soplidos de las ballenas jorobadas.
 
Día 3
 
 
Después de navegar en un mar muy tranquilo vimos aparecer en medio de la bruma a Malpelo con sus peñascos. Al llegar nos amarramos a la boya que está al frente del arrecife. Nos encontramos con la colonia más grande del mundo del piquero de Nazca (Sula granti), anidando y decorando con puntos blancos toda la roca.
 
 
 
 
Todos estábamos ansiosos por bucear. La inmersión de ambientación fue en el Altar de Virginia, donde nos acompañaron tiburones martillo, tiburones de Galápagos, aletiblancos, chuchos, peces de muchas variedades y una gran tortuga, especies que siempre nos acompañaron en la inmersiones en este espectacular Santuario de Flora y Fauna.
 

 
 
Durante la siguiente inmersión, en la Pared del Fantasma, se incorporó a la fauna subacuática un gran cardumen de barracudas que nos acompañó durante un buen rato.
 
Día 4
 

 

Salimos muy temprano a bucear. El plan era hacer cada día tres buceos, uno de ellos en una grieta. El primero fue en La Catedral, ubicada en Los Tres Mosqueteros. Nos sumergimos y entramos a la cueva, donde a lo largo de la misma apreciamos varias especies de coral y cardúmenes de peces como jureles y atunes.

La luz que entra desde la superficie crea un efecto de contraluz muy atractivo. Tristemente nos encontramos un sedal y un gran anzuelo de uno de los palangres de los barcos pesqueros ilegales que entran a Malpelo. Ese día después del buceo se desató una gran  tormenta en la que los piqueros volaban en medio de las ráfagas de viento que alcanzaban los 35 nudos. De la piedra el agua escurría en forma de cascadas.

Esa tarde uno de los grupos se encontró en La Pared del Fantasma, a 120 pies de profundidad, al monstruo de Malpelo (Odontaspis ferox). Salieron felices de la inmersión después de semejante encuentro.
 
Día 5
 

Ese día por la tarde el grupo de delfines residentes en la isla nos sorprendió en el buceo mientras perseguían un cardumen de atunes.
 
 
Como todas las tardes, desde que llegamos a Malpelo, con el grupo de Tritones hicimos nuestro picnic en la proa del barco, donde cada uno aportaba sus viandas y contábamos las historias de los buceos, veíamos los videos y fotos del día. Para envidia de todos los demás, esa tarde el mismo grupo volvió a encontrarse nuevamente con el tiburón monstruo en la Pared del Fantasma.
 
Día 6  

 
Con la intención de finalmente encontrar al famoso monstruo salimos a primera hora al Bajo del Monstruo. Descendimos a 140 pies sin dar con el protagonista, pero en su reemplazo nos acompañó una variada y abundante fauna, con unas condiciones excepcionales de visibilidad, que hicieron valer la pena cada minuto de la inmersión.

 
 
En La Puerta del Cielo, después de jugar al vaivén de la corriente sobre un fondo de cascajo en la grieta, continuamos el buceo hacia la estación de limpieza de La Nevera.
 
Allí nos quedamos observando, cuidando nuestra flotabilidad y sin interrumpir a los tiburones martillo que quedándose quietos se dejaban desparasitar, incluso en la boca, por pequeños peces de arrecife.
 
Esa tarde nos sorprendió nuevamente la lluvia con menor intensidad que la vez anterior y obviamente tampoco fue obstáculo para continuar las inmersiones que registrábamos todos los días en la bitácora.
 
Día 7

 
Nuestra última mañana de buceo preparamos como siempre las inmersiones. En La Puerta del Cielo nos topamos con grandes escuelas de chernas, jabones, jureles y tiburones martillo.
 
 

En La Gringa, una grieta en la parte sur de la isla, nos esperaba a la salida como premio final un majestuoso tiburón ballena. El remate ideal para esta biodiversidad de nuestro Pacífico colombiano.

Después de almorzar zarpamos para Buenaventura, que nos recibió 24 horas después con bandadas de pelícanos. Allí, cada grupo asumió poco a poco su regreso a tierra después de pasar varios días de camaradería y siempre bajo los cuidados y la atención especial del Seawolf.
 
Siento una gran satisfacción de que este paraíso en medio del mar se conserve en buenas condiciones, orgullosa de la labor que la Fundación Malpelo en cabeza de Sandra Bessudo y todo su equipo realiza junto con Parques Nacionales Naturales, la Armada Nacional y otras entidades.
 
Malpelo, sin duda, está a la altura de los mejores sitios de buceo del mundo y a menos de 24 horas en barco de nuestra costa del Pacífico.
 
Recomendaciones para bucear en Malpelo:
 
  • Para bucear en Malpelo se debe contar con un buzo líder, debidamente certificado, que conozca la zona, liderando un grupo de no más de seis buzos. Las personas practicantes deberán contar con un nivel de certificación de buzo avanzado o dos estrellas, y con un mínimo de 25 buceos en bitácora.
  • La profundidad máxima de buceo para las certificaciones generalmente es hasta los 140 pies (42,6 metros). Cada buzo deberá contar con el equipo mínimo para las actividades subacuáticas.
  • Además, el buzo líder de grupo debe contar con boya de seguridad, luz estroboscópica y mascarilla de bolsillo. Cuando se trate de menores de edad que realicen actividades subacuáticas, deberán tener autorización escrita de los padres o progenitores. Es importante garantizar el control de flotabilidad como medida para evitar daños a los ecosistemas, y abstenerse de alimentar, perseguir o tocar la fauna marina.
  • Hay que evitar llevar elementos nocivos que atenten contra la biodiversidad tales como aerosoles, elementos de limpieza no biodegradables (jabón, shampoo, etc.), así como bebidas alcohólicas porque éstas aceleran la circulación sanguínea y aumentan la posibilidad de una enfermedad de descompresión en el buzo. Por esta razón, se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas durante la estancia dentro del Parque.
Visite:
 
 
Créditos de las fotografías: Juliana Saldarriaga, Luciano Neves, Viviana Saenz, Santiago Arbelaez, Maria José Ospina
Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.