¿Qué pasará con la decisión de Japón de seguir cazando ballenas?

El biólogo marino Fernando Trujillo analiza los escenarios posibles tras la polémica decisión de Japón.

Japón anunció este miércoles 26 de diciembre que reanudará la caza comercial de ballenas el próximo mes de julio, una decisión que ha generado el rechazo de la comunidad ambientalista en todo el mundo.

La decisión implica que este país se retirará de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), el organismo encargado de la conservación de los cetáceos y que prohibió su caza con fines comerciales en el año 1986.

La caza comercial de ballenas se limitará a sus aguas territoriales y zona económica exclusiva, por lo que dejará de cazar en las aguas antárticas y en el hemisferio sur, indicó el gobierno japonés. 

Para el biólogo marino Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha, especializada en mamíferos acuáticos, se trata de un anuncio que busca medir reacciones. “Japón no se ha retirado todavía de la Comisión Ballenera, pero debe hacerlo antes del primero de enero. Esto todavía no lo ha hecho y yo creo que hizo el anuncio para tantear reacciones a nivel internacional. Australia, Nueva Zelanda y otros países han criticado abiertamente a Japón por esto. Básicamente Japón restringirá su actividad de cacería a sus áreas jurisdiccionales y la zona económica exclusiva, dejará la cacería con fines científicos y abandonará la cacería de ballenas en otras zonas del planeta.

Mal ejemplo para otros países

Dice el experto que esto tiene implicaciones negativas como el hecho de que otros países puedan seguir su ejemplo. “Posiblemente Noruega o Islandia podrían tomar una actitud semejante de retirarse de la Comisión Ballenera Internacional y esto dejaría sin piso a la Comisión, pues no tendría sentido que solamente fuera una comisión de partes intresadas en conservación y no las dos partes que es lo que se ha tratado de hacer”.

El lado positivo, continúa, Trujillo, “es que al anunciar esto, Japón deja de cazar ballenas en el Atlántico Sur y en la Antártida, y deja la cacería científica, lo cual tendría repercusiones positivas sobre las ballenas. Japón también ha dicho que va a examinar las estimativas de la Comisión Ballenera en sus áreas jurisdiccionales y, sobre ellas, no cazar más ballenas de las que debe para mantener los 'stocks' en condiciones aceptables”.

Discusión generacional

“Yo creo que lo que se va a presentar ahora es un escenario interno en Japón entre jóvenes y gente mayor, ya que los jóvenes están en desacuerdo con el consumo de carne de ballena, ellos no la consumen, así que están en una discusión interna nacional”.

Anota el científico que el gobierno japonés destina 6,5 millones de dólares anuales para subvencionar los barcos que salen a cazar ballenas. “Esto se recoratría con esta medida de cazar solo en aguas jurisdiccionales, así que vamos a ver qué pasa”. 

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.