Proyecto de Ley del buceo: hay avances, pero todavía le falta

Ya pasó su primer debate en el Congreso de la República el Proyecto de Ley “por medio de la cual se regula la actividad de buceo y se dictan otras disposiciones”, una iniciativa que concentra la atención del gremio del buceo recreativo por cuanto es decis
Ya pasó su primer debate en el Congreso de la República el Proyecto de Ley “por medio de la cual se regula la actividad de buceo y se dictan otras disposiciones”, una iniciativa que concentra la atención del gremio del buceo recreativo por cuanto es decisivo para el futuro de la actividad.
 
Después de Brasil, Colombia es el país de América Latina que más buzos certifica al año (5.900, según PADI) y el 50% de ellos son extranjeros, lo que da cuenta de la importancia de este sector, que está en constante crecimiento. 
 
Este proyecto, al que todavía le faltan tres debates y se espera sea aprobado antes del 20 de julio de 2014, es el resultado de la consolidación, en uno solo, de los dos proyectos presentados hace algunos meses por los senadores Manuel Virgüez y Juan Lozano. El primero, el número 171 de 2012 Senado, trata sobre la regulación de las actividades subacuáticas en los espacios marítimos y fluviales; mientras que el segundo, el  número 188 de 2012 Senado, es sobre normas de seguridad para sistemas de buceo.
 
Este proyecto acumulado también recoge las sugerencias presentadas por distintas personas del sector del buceo en las mesas de trabajo realizadas hasta el momento, y es gracias a esta labor de análisis y consenso que se evidencian cambios, sobre todo con respecto al proyecto original del senador Manuel Virgüez.
 
De los 75 artículos que hacían parte de este fueron eliminados 41 artículos, los restantes 34 fueron reorganizados y modificados, eliminando los títulos y dejando únicamente la organización en capítulos. Por otro lado, se acogieron 17 artículos del Proyecto de Ley del senador Lozano. Mire aquí cómo quedó el Proyecto de Ley 
 
No a certificaciones adicionales
 
Entre los cambios sustanciales al proyecto original del senador Virgüez, y que dan un parte de tranquilidad al gremio del buceo recreativo, está la omisión del artículo que obligaba a todos los buzos e instructores obtener una certificación expedida por Coldeportes, Fedecas y avalada por la Autoridad Marítima (Dimar).
 
Con el retiro de ese artículo, para los buzos recreativos bastará la certificación que hoy en día entregan las agencias internacionales reconocidas como CMAS, NAUI, PADI y las nacionales FEDECAS y BIS. También se descartó el cobro que se pretendía imponer a los buzos para la obtención de dicho certificado, así como su renovación.
 
“Ahí es donde yo pienso que sí ha servido la labor que hemos hecho. Obviamente el Proyecto de Ley no está perfecto, pero por lo menos ya se eliminó este punto que afectaba toda la operación del buceo recreativo y me parece que es más coherente con la realidad”, manifiesta Pedro Fermín Pérez, uno de los instructores que más atento ha estado al desarrollo de la iniciativa legislativa.
 
No obstante, asegura, faltan muchos puntos por incluir como, por ejemplo, las figuras del instructor de buceo y del estudiante porque, tal y como está el Proyecto de Ley, no se podría enseñar ni aprender sin tener un certificado.
 
Pérez también considera importante incluir que se le exija el buzo que ejerza la actividad dentro de los estándares que determina la certificación que tiene. Por ejemplo, si es un buzo básico, que no exceda la profundidad permitida y no practique el buceo nocturno. Saltarse esas exigencias es lo que pone en riesgo a los estudiantes, recalca.
 
En lo que se refiere a las licencias de operación que expide la Dimar para las empresas de buceo -un punto que también genera preocupación y algo de desinformación-, se mantiene lo establecido desde la Ley 1115 de 2006, que establece cobros desde 230 mil pesos hasta un millón de pesos y la renovación cada tres años. “Muy seguramente la tabla de cobros se entrará a revisar cuando la ley entre en vigor y sepamos cuáles serán los requisitos que se van a exigir para la operación de los centros de buceo. Eso no lo sabemos en este momento y no estamos en la capacidad de predecirlo”, anota Pedro Fermín.
 
John Parra, de la empresa BIS Ltda., destaca que “aunque se han tenido varias reuniones con diferentes actores del buceo y con puntos de vista muy variados, lo que se ha consignado para el primer debate no satisface completamente las expectativas del gremio. Creo que hay que hacer un estudio del proyecto antes de emitir juicios, he recibido posiciones muy radicales  de personas que ni lo han leído. Nos ha hecho falta conocer como es la vida de un proyecto hasta que llegar a ser una Ley de la República”.    
 
Y es que como anota Pedro Fermín, “tenemos que estar vigilantes para que sí se incluyan las recomendaciones faltantes y podamos tener una ley acorde con la realidad”.
 
Claudio Brandileone, gerente regional de PADI para Suramérica advertía recientemente en una visita a Medellín que la actividad del buceo es dinámica pues está evolucionando permanentemente y "entonces cuando se hace una ley, se congela la actividad y salir de ahí es muy complicado". 
 
Hay que tener en cuenta que son cuatro debates en máximo dos periodos legislativos y hasta ahora solo se ha evacuado un debate. “El tiempo para estos procesos tiende a ser un factor crítico, porque faltando solo una parte de este período legislativo, en un año de elecciones las posibilidades que el proyecto cumpla con el curso reglamentario en el tiempo estipulado para este proceso es muy corto. Así las cosas hay muy pocas posibilidades que terminado el año legislativo en junio del 2014 no haya ley del buceo”, comenta John Parra.
 
La oficina del senador Manuel Virgüez estará presentando en los próximos días la ponencia del segundo debate, para lo cual recibirá los comentarios de los interesados en este debate, a más tardar el día lunes 2 de septiembre.
 
Mientras se avanza en el trámite de este Proyecto de Ley, paralelamente también se viene trabajando con el Viceministerio de Turismo, y bajo el liderazgo de la red Colombia Diving, para adoptar la norma técnica colombiana de calidad 277-10, la cual contempla los servicios del buceo recreativo y los requisitos para proveedores de este servicio.
 
Fotos: Shutterstock
Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.