Los manglares hay que protegerlos

Estos bosques son aliados naturales estratégicos para contrarrestar los efectos del cambio climático. Una razón más para conservarlos.
Por: Juan Manuel Díaz Merlano, Biólogo, Dr. rer. nat
Gerente Regional de Ciencia, Fundación Marviva

 

Los manglares suministran servicios ambientales muy importantes, especialmente para la población asentada a lo largo de las costas tropicales. Varios de esos servicios son obvios, como los recursos que se extraen de ellos, principalmente madera y mariscos, o que son escenarios con creciente demanda para actividades ecoturísticas. Pero otros servicios no resultan tan evidentes, como el hecho de que los manglares atrapan y filtran los sedimentos y contaminantes que transportan los ríos hacia el mar, o que un gran número de recursos pesqueros de valor comercial, como pargos, corvinas, camarones, jaibas, almejas y ostras, cumple la parte más importante de su ciclo de vida – el de la crianza- en los manglares. Se estima que una hectárea de manglar representa a países como Colombia, Ecuador o Panamá más de 50 mil dólares anuales por hectárea.

Por otro lado, los manglares son prodigiosos sumideros de carbono y, por ende, aliados naturales estratégicos para paliar los efectos del cambio climático. Se estima que su eficiencia para capturar carbono del aire es seis veces superior a la de las selvas tropicales. Adicionalmente, constituyen una barrera natural que minimiza la erosión de las costas causada por el oleaje cotidiano y, sobre todo, por el que generan tormentas, huracanes y tsunamis.

Conservarlos es imperativo

Ante el incremento de la frecuencia e intensidad de fenómenos meteomarinos extremos y el ya inevitable aumento gradual del nivel del mar como consecuencia del cambio climático, la conservación de los manglares se convierte en un imperativo. Su efectividad para amortiguar los embates del mar quedó ampliamente demostrada tras el tsunami que impactó las costas de Tailandia e Indonesia en el 2004, cuando se evidenció que los destrozos sobre el ambiente y la población fueron mucho menores donde los manglares estaban bien conservados.

Se hace necesario emprender acciones no sólo tendientes a mantener la cobertura y la integridad ecológica de los manglares, sino también propender por la restauración y recuperación de los que están degradados y, en algunos casos, los que fueron transformados en granjas para acuicultura, cultivos y otros sistemas productivos que, a la postre, han sido abandonados al tornarse improductivos. 

 

 

 

 

El Manglar from Plan de Acción – CPPS on Vimeo.

 

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.