Estas mujeres son las guardianas del manglar

En Iscuandé, Nariño, las mujeres están comprometidas con la explotación sostenible de la piangua, el recurso marino que les da el sustento.

*Ampliación del artículo publicado en el mes de enero de la Agenda del Mar 2019

Capturar la piangua de entre las enmarañadas raíces de los mangles solo es posible con unas manos pequeñas que quepan en ellas. Por eso son las mujeres quienes se encargan de esta extenuante tarea en el Pacífico colombiano, donde abunda este preciado molusco.

Estas madres cabezas de hogar buscan el único sustento para sus familias en el majestuoso y a la vez agreste manglar, donde pasan horas enterradas en el barro, en medio de mosquitos y atentas a los cambios de la marea. Muchas veces llevan a sus hijos porque no tienen con quién dejarlos. La piangua lo es todo para ellas y por eso también se la juegan por su conservación. 

Justamente en el municipio de Santa Bárbara de Iscuandé, en Nariño, donde se encuentra el manglar mejor conservador de toda Colombia, las mujeres empezaron a notar que la piangua se cogía menos y era de menor tamaño. 

Fue así cuando en el año 2015 llegó la Asociación Calidris, y con el apoyo de Conservación Internacional Colombia, se estableció un acuerdo para proteger la piangua con el Consejo Comunitario Esfuerzo Pescador, integrado por 2.200 personas, en su mayoría afrodescendientes.

Desde entonces las mujeres están comprometidas a no capturar, vender o consumir piangua menor a 5 centímetros (talla mínima permitida en Colombia), a identificar y establecer áreas de no uso temporal y a participar en el monitoreo de las poblaciones de este recurso.

El dato

Antes del acuerdo se extraían menos de 100 pianguas por faena en tamaños de 4,5 cm. Actualmente se extraen 130 pianguas por faena de tamaño promedio 5,3 cm.

“Conchar es un orgullo para nosotras porque nos estamos ganando la plata de manera digna y limpia con mucho esfuerzo. Estamos enamoradas del trabajo que hacemos porque podemos sacar adelante a nuestras familias”, comenta Kelly Johana Anchico, una joven piangüera de Iscuandé.

Al cumplir los compromisos del acuerdo, reciben beneficios como capacitaciones en distintos temas, dotación de implementos a piangüeros y participación en intercambios de experiencias nacionales e internacionales de otros acuerdos de conservación. 

“Ha sido clave tener una comunidad interesada en la conservación de su territorio, gracias a ello hemos podido llevar a cabo el acuerdo de conservación de la piangua de manera exitosa. Sabemos que falta mucho por hacer por la conservación de ese maravilloso bosque de mangle”, afirma Patricia Falk, coordinadora del acuerdo de conservación de la piangua.

Gracias a esta iniciativa, la Asociación Calidris resultó ganadora en la sexta edición del Premio Caracol Televisión del Medio Ambiente en la categoría de organizaciones no gubernamentales donde AGENDA DEL MAR hizo parte del comité evaluador y estuvo presente en la zona. 

El siguiente video resume la valiosa labor de conservación que se desarrolla en Iscuandé, Nariño:

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.