Agallona, la reina del Pacífico

Ver cómo se mueve un cardumen de agallonas en el océano es un espectáculo impactante. Cada vez más buzos quieren sentir de cerca su presencia y muchos turistas disfrutan con solo verlas desde una embarcación.

Ver cómo se mueve un cardumen de agallonas en el océano es un espectáculo impactante. Cada vez más buzos quieren sentir de cerca su presencia y muchos turistas disfrutan con solo verlas desde una embarcación. Pero más allá de la majestuosidad de esa imagen, la agallona es una especie de altísimo valor para el ecosistema del Pacífico. Luis Alonso Zapata, Coordinador Marino Costero de WWF, explicó su importancia en una charla virtual durante la más reciente Noche de Buzos.

Su nombre científico es Cetengraulis mysticetus. Se le conoce con los nombres de agallona, carduma o anchoveta; incluso algunos le dicen sardina porque se parece mucho a la plumuda, que es la especie que se procesa y se vende enlatada en los supermercados.

 

En los meses de mayo y junio se dejan ver fácilmente frente a Nuquí y Bahía Solano, lo que se convierte en una razón más para visitar estos destinos del Pacífico.

 

 

César Isaza, gerente del Ecolodge El Almejal & Rainforest Reserve de Bahía Solano, dice que la agallona es muy importante para la temporada de pesca deportiva: “Ellas nadan en grupos muy grandes forman bolas inmensas, y atraen peces de gran tamaño como los delfines, el pez vela y los atunes. Nos llegan muchos visitantes en la temporada de agallonas”.

 

“La agallona o carduma es la base de la cadena alimenticia en el Pacífico, o sea que es a quien se come la mayor cantidad de especies, incluso es base de la cadena para aves como el pelícano. Por eso es ecológicamente un actor principal en todo el proceso”, explicó Luis Alonso Zapata, durante la más reciente edición de Noche de Buzos, evento organizado por la Agenda del Mar, Tritones Buceo y Más Azul.

 

Esta especie hace parte del grupo de los pequeños pelágicos. Esta última expresión quiere decir que no se les encuentra ni en la superficie ni en el fondo, se mueve en la franja media del océano. Se ubica en zonas costeras y estuarinas hasta 8 kilómetros mar afuera, y 25 metros de profundidad.

 

“La agallona es el segundo recurso pesquero más importante del Pacífico colombiano. Representa el 27% del total de capturas, detrás del atún que es el 63%”, dijo Luis Alonso.

Sobre la importancia económica que tuvo en otra época, es importante recordar que en 2009 el desaparecido Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura INPA redujo en un 10% la cuota de capturas.

En el año 2000 se había establecido la cuota de pesca de la agallona en 30.000 toneladas en el Pacífico colombiano, pero en 2009, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, redujo la cuota en un 10%, o sea a 27.000 toneladas, y en 2010, la ajustó a 25.000, como medida precautoria ante los efectos de eventos climáticos anómalos, sobre los aspectos reproductivos de la especie, que aparentemente por excesos de lluvias podría alterar la época e intensidad del desove. Las empresas entendieron esa situación como un riesgo alto para la viabilidad de sus negocios y cerraron su actividad comercial.

 

Luis Zapata precisó que esas medidas de protección provocaron un proceso de recuperación de la especie. “Desde el 2010-2011 no tenemos extracción de agallona en el Pacífico, Colombia ya no produce harina de pescado, toda la cantidad que consumimos en el país actualmente, es importada” dijo.

 

Y debido a que ahora no existen las pesquerías que la explotaban comercialmente, con esta especie ocurrió algo que casi nunca ocurre, según Zapata: su clasificación dentro del “Libro rojo” que evalúa el estado de riesgo de cada especie pasó de “vulnerable” a “preocupación menor”, es decir, la especie está menos amenazada que hace 10 años.

 

Se considera que actualmente la agallona o carduma llegó al nivel óptimo de explotación en Colombia, unas 30 mil toneladas al año, sin embargo, ante la abundancia relativa que se está presentando se deben mantener algunas medidas tendientes a garantizar el uso racional del recurso como la veda reproductiva y posiblemente de reclutamiento, cuotas de captura y cupos limitados de barcos.

 

 

 

 

 

 

Correo de Ultramar

Suscríbete a nuestro Correo de Ultramar

y recibe información mensual sobre deportes náutivos, turismo, medio ambiente, ofertas y mucho más…

Al dar clic en SUSCRIBIRME aceptas nuestros Términos y condiciones

Conoce

Nuestros aliados
Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Suscribirme

Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y aprovecha los descuentos que tendrás en nuestros productos.