Agenda del mar

Río abajo, el documental que salvó muchas vidas

Por: Agenda del Mar - Publicado: 02/09/2018
Fotos: Fernando Trujillo y documental Río Abajo.
Esta producción llega a las salas de cine para revelarle al mundo las amenazas que sufre el delfín rosado del Amazonas. Hablamos con Fernando Trujillo, uno de sus protagonistas.

Brasil, julio de 2014. Es noche de domingo y el programa de televisión más visto, Fantástico, muestra las desgarradoras imágenes de unos pescadores capturando y destrozando a una hembra embarazada de delfín rosado.

Millones de brasileños desconocían lo que de tiempo atrás venía sucediendo en el Amazonas: la matanza de estos mamíferos para usarlos como carnada para capturar el piracatinga o pez mota, que es de gran valor comercial para mercados como el colombiano y que por su parecido se vende como si fuera capaz o bagre.

El encargado de conseguir esas imágenes fue el biólogo y estrella televisiva Richard Rasmussen, quien luego sería acusado por los propios pescadores de haberles pagado por matar al delfín y su cría. Él lo admitió, diciendo que fue por una buena causa: poder salvar millones de delfines. Si no mostraba esas crudas imágenes, el país entero no habría conocido el problema ni las autoridades habrían prohibido la comercialización durante cinco años del pez mota, como efectivamente sucedió.

Todo eso, tanto la situación del delfín rosado como el debate entre la ética, la conservación y el poder de los medios, lo cuenta el documental Río abajo (A river below, 2017), dirigido por el estadounidense Mark Grieco y que podrá verse en diferentes salas de Cine Colombia del 15 al 18 de febrero.

Además de Rasmussen, el otro protagonista del filme es el biólogo colombiano Fernando Trujillo, quien ha luchado por décadas por la conservación del delfín rosado del Amazonas y ha denunciado las altas concentraciones de mercurio en el pez mota.

Con Trujillo hablamos sobre Río abajo:

El dato
'Río abajo' participó en la Selección Oficial del Festival de Tribeca (Nueva York), así como en el Festival de Melbourne (Australia) y Guanajuato (México), entre otros eventos. 

Este no es solo un documental sobre la situación del delfín rosado del Amazonas,  sino también sobre la ética de la conservación y la pregunta del afiche alude a eso: “¿mataría a un delfín para salvarlos a todos?”. ¿Cómo ves eso?

Es una situación muy compleja donde el documental toca temas éticos y se convierte en una variable colateral de todas las amenazas que está experimentando la cuenca del Amazonas sobre pesca, contaminación y falta de gobernabilidad. Este problema de la matanza de delfines para usarlos como carnada lo estábamos reportando desde hace casi 12 años a las autoridades y todo el mundo pedía pruebas para hacer algo, pero siempre fue muy difícil filmarlo. Entonces lo que se ve en el documental es un grupo de organizaciones ambientalistas que de alguna manera utilizan a Richard Rasmussen como imagen mediática para convencer a una pequeña villa de pescadores para hacer esta cacería de delfines donde matan tres de ellos: un delfín gris, primero, y luego un rosado que es una hembra que está preñada. El tema es cruzar la línea ética: uno no promueve la conservación de los gorilas yendo a matarlos y luego mostrando imágenes de lo horrible que es matar gorilas. O elefantes o ballenas. Entonces en el documental se ve el poder de los medios de comunicación, cómo después de que estas imágenes son emitidas en Brasil ante millones de brasileños se genera una indignación absoluta después de que venían pasando 12 años estas matanzas, y finalmente se toma la decisión de generar una veda en Brasil para la captura de este pez y que de alguna manera se proteja a los delfines.

El documental también refleja la situación de las comunidades, que muchas veces recurren a esto por necesidad o ignorancia. ¿Cómo ves este problema?

Definitivamente enfatizo en que esto no se trata de buenos o malos sino que son situaciones en el Amazonas donde hay pulsos de extracción, donde la demanda del mercado le dice al comerciante y al pescador qué es lo que tienen que sacar. Entonces el pescador está de alguna manera condicionado a lo que le pidan y lo que le paguen. Es preocupante y lo señalo en la película: ¿qué está pasando con la cuenca del Amazonas? ¿Dónde están los peces buenos? ¿En qué momento pasamos de grandes bagres y pirarucús a capturar peces carroñeros que allá en el Amazonas nadie los consume? ¿Vamos a empezar a comercializar pirañas? Es la pregunta un poco irónica. O sea, ¿qué pasa con el río más caudaloso del Planeta, de 1.500 km de longitud y más de 1.000 ríos tributarios? ¿Qué estamos haciendo con las últimas áreas naturales del Planeta? Esto afecta la seguridad alimentaria de las personas y la economía local porque no tiene una proyección de sostenibilidad. Las comunidades son muy vulnerables, están solas. La presencia de los gobiernos de estos países es muy débil en esta región, entonces la gente tiene que hacerse a las actividades económicas que de alguna manera les genere ingresos, sean estas legales o ilegales, sostenibles o no sostenibles.

Gracias a este documental, en Brasil se prohibió la comercialización del pez mota. ¿En Colombia qué ha pasado?

Veo lo que pasó en Colombia más positivo que lo que pasó en Brasil. En Brasil los gobiernos reaccionaron ante un tema mediático e hicieron una prohibición de cinco años donde dejaron abierta una puerta de que cada pescador podía capturar cinco kilogramos de este pez por día, pero sabemos que estos pescadores no los consumen, entonces son cinco kilogramos que empezaron a entrar también de manera ilegal a Colombia desde Brasil. El Gobierno colombiano se reunió varias veces con la Cancillería de Brasil para hacerles ver esta situación y en el caso de Colombia yo siento que se demoraron, hubiera podido ser una respuesta más rápida, pero la prohibición que logró la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca-Aunap el año pasado, de alguna manera cierra este capítulo si se hace un control y monitoreo juicioso porque el principal mercado de este pez es Colombia y entonces cuando se hizo la prohibición en Brasil se comenzaron a matar delfines y a capturar el pez mota en Perú para mandar al mercado colombiano. Entonces con una prohibición del mercado en Colombia ya no se necesita que se capturen en Perú, en Brasil ni en ningún lado porque el principal mercado se cierra. Por otro lado, lo importante es darle la mano a los pescadores y a los comerciantes para ver cómo se puede mejorar el tema de pesca con otras especies que no tengan este problema del mercurio. No podemos mantener la pesquería de una especie que es tóxica por mantener una economía local.

Por cuenta de la denuncia que se hizo en el documental recibiste amenazas. ¿Esta experiencia ha sido la más riesgosa en tu carrera como biólogo?

A lo largo de mi carrera he estado en zonas de conflicto armado donde uno sabe a qué se va a enfrentar, pero en el tema de la pesquería y el mercurio abrimos una caja de pandora que no pensábamos que iba a tener tanta repercusión. Jamás me imaginé que terminara amenazado por tratar de evitar que la gente consumiera peces con mercurio. Hay gente que no está muy contenta con esta situación. Me di cuenta que el precio era bastante alto, pero ya está en manos del Gobierno tomar las medidas necesarias y concertar con los comerciantes directamente.

¿Cuál es tu conexión con los delfines de río y por qué los indígenas te bautizaron como “Omacha”, que además es el nombre de tu Fundación?

Es una conexión muy fuerte. Siempre quise trabajar con especies como delfines, tiburones y ballenas. Era como algo que parecía imposible cuando estaba estudiando y lo logré. Cuando de manera terca me fui al Amazonas a trabajar, bajo el sol, la lluvia y con pocos recursos, los indígenas empezaron a denominarme “Omacha” y se reían. Me dijeron que ellos pensaban que yo era un delfín que me había transformado en humano para cuidar a los delfines. Es un honor muy grande esta nominación y genera un compromiso por tratar de hacer algo por estos animales que después de convirtió en un compromiso por hacer algo por el Amazonas y el Orinoco pues no podemos conservar especies si no están los hábitats donde puedan vivir.

 

Mira el tráiler:

Prográmese
Abril
Lunes
23
Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y ofertas.
Video
Mira el comercial de TV de la Agenda del Mar 2018
Una agenda exclusiva, llena de sorpresas y amigable con el medio ambiente.
Recomendados
¿Cómo debe prepararse un cadete para embarcarse en el ARC Gloria?
En Medellín, científicos del mundo hablarán sobre biodiversidad
Hora del Planeta 2018: conectados por los bosques
Recarga tu Cívica con botellas
Sylvia Earle, heroína para el Planeta
La tortuga carey está en riesgo de extinción
Artículos relacionados
Investigan si cazan delfines rosados para extraerles aceite
Delfines, inteligentes y acróbatas
Agenda del Mar 2016 © Todos los derechos reservados - Sitio web diseñado y desarrollado por Codigo e-marketing