Nuquí: una experiencia entre la selva y el mar

Por: Agenda del Mar - Publicado: 09/24/2019
Fotos: Agenda del Mar
Por esta época llegan muchos turistas atraídos por el avistamiento de ballenas, pero son muchos los planes para que disfrutes en este prístino destino del Pacífico colombiano.

Desde el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, por vuelo chárter, se llega en aproximadamente una hora a Nuquí, municipio de la costa Pacífica chocoana con 3.456 habitantes (Dane, 2018) que dependen principalmente de la pesca y el turismo.

Próximos a aterrizar, la espesa selva y los ríos que desembocan en el golfo de Tribugá nos dan la bienvenida en uno de los lugares más biodiversos del planeta. Selva y mar, y un cielo mayormente nublado, dominan el paisaje. Sin lugar a dudas, un destino maravilloso que vale la pena visitar y promover su conservación.

Muy cerca del aeropuerto local nos espera una lancha que en 40 minutos nos lleva hacia el sur, donde están las playas de Guachalito, Terco y Terquito. En esta última se encuentra Pijibá Lodge, que a primera vista nos causa una agradable impresión por estar en armonía con el entorno. Más tarde, en nuestra estadía, comprobaríamos que no es solo una cuestión estética, sino que ofrece una experiencia de verdadera comunión con la naturaleza. Al frente de este proyecto turístico ha estado por cerca de 30 años Gonzalo Trujillo, quien obtuvo en el año 2000 el premio "Ecoturism Excellence Award" otorgado por Conservation International por sus esfuerzos en protección ambiental.

Llegamos a Nuquí atraídos por el plan de avistamiento de ballenas jorobadas, que se presenta entre julio y octubre de cada año, pero sabíamos que no era lo único por disfrutar en este destino. Además de las salidas en lancha con la expectativa de encontrarnos las ballenas y fotografiar sus breves apariciones en superficie, o mejor aún, sus magníficos saltos, teníamos una amplia oferta de actividades en tierra y mar.

Las caminatas por las playas, por ejemplo, nos familiarizan con la arena (más oscura que la del Caribe por la sedimentación que llevan los ríos desde las montañas), nos permiten entrar en contacto con el agua dulce que escurre desde la selva y entender las altas diferencias entre la marea alta y la marea baja que dejan al descubierto una extensa playa con caprichosas formaciones rocosas.

En la playa de Termales, más al sur, encontramos luego de una corta caminata por las calles de casas coloridas, un pozo de agua termal en el cual nos sumergimos por un buen rato, para luego sentir el agua fría de la quebrada que corre al lado.  

El agua, que es abundante en la región y se siente en la humedad del aire, brinda otra experiencia igual de emocionante en otro corregimiento más al norte, Joví. El río del mismo nombre es la mayor atracción turística y fuente de empleo para un grupo de guías que nos llevan de paseo río arriba a bordo en un chingo (embarcación hecha con un tronco hueco) mientras nos enseñan la variedad de árboles nativos e incluso nos cuentan historias de espantos. El destino final de este recorrido es la cascada La Chontadura, ideal para un chapuzón.

En medio de esta exuberancia tropical probamos los más ricos platos a base de pescado y dulces típicos, contemplamos los amaneceres y atardeceres, dormimos con el arrullo de los sonidos de la selva, compartimos momentos agradables con los pobladores, comprobamos que muchos le están apostando al turismo de naturaleza y a oportunidades de desarrollo en armonía con el entorno, y reforzamos el compromiso de hacer un turismo sostenible procurando el menor impacto posible en asuntos tan problemáticos como los residuos sólidos para estas zonas tan apartadas.

Nos vamos con la esperanza de regresar a Nuquí, al encuentro de las ballenas jorobadas, el mar y la selva que durante unos días nos acogió con toda su generosidad.

Prográmese
Octubre
Domingo
13
Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y ofertas.
Video
Promo del 9º Concurso de Fotografía Agenda del Mar
Participa con tus mejores fotos de naturaleza
Recomendados
Estas son las ganadoras del 9º Fotoconcurso
Colombia, epicentro de la industria Marítima
Seis reservas para conectarse con la naturaleza
Selección de rugby subacuático: campeones al límite
Buscamos al estudiante que más sepa de biodiversidad
Mercado por residuos, así es Don Trueque
Artículos relacionados
5 datos sorprendentes de las ballenas jorobadas
Avistamiento de ballenas con responsabilidad
Termales, en Nuquí, ya tiene su club de surf
Agenda del Mar 2016 © Todos los derechos reservados - Sitio web diseñado y desarrollado por Codigo e-marketing