Agenda del mar

Gorgona, la “isla ciencia”

Por: Agenda del Mar - Publicado: 02/19/2016
Gorgona, la “isla ciencia”
Paraíso del Pacífico colombiano con un pasado de barrotes, penas y tristezas, pero con un presente de riquezas, color, vida y magia.

Descubierta en 1524 por Diego de Almagro, Gorgona es una isla de origen volcánica que esconde entre su espesa selva los restos de la primera colonia penal ultramarina que funcionó hasta 1982, considerada como la prisión más temida del país.

“Maldito este lugar... maldito sea. Aquí solo se respira la tristeza. Aquí se bebe el cáliz más amargo que nos brinda el dolor y la pobreza. Aquí la vida no tiene primavera. Aquí el alma no tiene sensaciones. Aquí el amor no tiene compañera y pierde el corazón sus ilusiones", así describió un recluso su paso por el penal.

El nombre Gorgona se remonta a 1527, cuando un grupo de hombres pisaron sus tierras, pero casi la mitad de ellos perdieron la vida al ser mordidos por serpientes. Eran liderados por el conquistador español Francisco Pizarro, quien la comparó con el “infierno” y su nombre hace alusión a Las Gorgonas, figura mitológica griega que, en lugar de cabellos, tenía serpientes en su cabeza.

Además de cuartel de piratas y bucaneros de los Siglos XVII y XVIII como Bartolomeu Sharp, también fue estación de abastecimiento de naves que hacían su recorrido entre Panamá y Perú y,  alrededor del año 1300 AC, fue habitada por una cultura precolombina según vestigios encontrados en la llamada “isla ciencia”,  por su gran potencial para la investigación científica.

Datos:

  • Con una temperatura promedio del agua de 27°C, Gorgona invita a bucear durante todo el año al contar con tranquilas corrientes en algunos puntos que facilitan tanto la práctica como el aprendizaje del buceo.
  • La profundidad del buceo es entre 12 a 33 m (39 a 108 pies) y la visibilidad es de 15 a 20 m (49 a 65 pies).
  • La extensión del PNN Gorgona es de 61.687 hectáreas de superficie marina y continental.
  • Sitio de crianza, alimentación y apareamiento de especies migratorias. Entre junio y noviembre es buena época para el avistamiento de las ballenas jorobadas. También es un sitio para observar tortugas marinas y aves marinas. 
  • Se puede llegar desde Guapí y Buenaventura por vía marítima. Existen zonas de alojamiento, aunque también se puede pernoctar en las embarcaciones.
  • 25 quebradas permanentes de agua limpia que pueden aumentar a 75 en la época de mayores precipitaciones.
  • Cuenta con más de 15 sitios para bucear, entre ellos: La Tiburonera, donde se puede bucear entre tiburones ballenas y mantas; El Planchón, una vieja embarcación que se encuentra en el fondo; Yundigua y el Antiguo muelle, sitios recomendados para realizar careteo.
  • Existe gran variedad de peces como pargos, jureles, bravos, barracudas, tiburones, chernas y diversidad de moluscos y crustáceos. Muchos de ellos son la base alimenticia de especies mayores.
  • Hay tres senderos para visitar varios sitios de la isla: El Penal, de aproximadamente 100 metros; Playa Palmeras, para recorrer entre puentes y escalinatas de madera 5 km y Yundigua, de 3 km. Obligatorio el uso de botas de caucho y la compañía de un guía.
  • Otro atractivo es visitar la Casa Payán, una antigua construcción que cuenta con una sala museo y salones de arqueología e historia.
  • Entre sus inquilinos se puede apreciar el particular mono cariblanco o capuchino, que tienen unos 13 a 20 pulgadas de largo y una cola que puede llegar hasta las 20 pulgadas.
  • Lugar privilegiado para observar aves, destacándose la fragata y el pelicano.  Además, existen 381 especies de peces marinos y alberga diferentes especies endémicas como el pájaro hormiguero, el cangrejo de agua dulce y el lagarto azul.
  • Para los principiantes se recomienda el costado oriental de la isla por los puntos más tranquilos, mientras para los experimentados el sector occidental es el ideal por los acantilados y las corrientes fuertes.

Fuente: Guía de destinos Agenda del Mar 2016

Prográmese
Octubre
Sabado
21
Recibe información cada mes sobre deportes náuticos, turismo, medio ambiente y ofertas.
Video
Bernardito, el niño velerista de Guatapé
Con solo 14 años y pese a su discapacidad visual, este joven de Guatapé es un ejemplo de la pasión por la navegación a vela.
Recomendados
Los niños de Bahía Solano aprenden sobre la ZEPA
Turismo sostenible, un aporte de todos
Historia del buceo, una sucesión de ideas geniales
¡Prepárate que ya viene Expobuceo!
Muy cerca de las ballenas jorobadas
Buzo: apúntate al Reef Check San Andrés

Comprometidos con el medio ambiente

Agenda del Mar 2016 © Todos los derechos reservados - Sitio web diseñado y desarrollado por Codigo e-marketing